redondo-de-ternera-en-salsa

Redondo de ternera en salsa casera

El redondo de ternera  es una comida muy rica y fácil de preparar. Triunfa allá donde la llevemos y nos servirá, tanto para hacer una comida diaria de lo más normal como para una ocasión especial.

En mi casa, por ejemplo, esta receta suele hacerse en Navidad o para los cumpleaños, aunque como es una receta tan rica, también la solemos comer entre semana. Haceos con un buen redondo de ternera y tendréis la clave para este guiso.

De todas formas, si no os gusta la ternera o se os va un poco de presupuesto, podéis hacer esta misma receta con lomo de cerdo, pollo o pavo.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 redondo de ternera
  • 3 cebollas
  • 6 zanahorias
  • 1 pimiento verde
  • 1 bote grande de guisantes
  • 1 lata de champiñones enteros
  • 1 cerveza
  • Vino blanco
  • 1 cucharadita de maizena
  • Sal
  • Pimienta
  • 2 ajos
  • Perejil
  • Aceite de oliva
  • Hilo de cocina
  • Para acompañar: puré de patatas.

Lo primero que tenemos que hacer es preparar nuestra carne para hacer el guiso. Para esto, salpimentamos la carne; cogemos hilo de cocina y lo enrollamos alrededor del redondo, para asegurarnos de que no pierde su jugo.

Una vez hecho esto, cogemos la olla donde haremos el guiso y cubrimos el fondo con aceite. Lo ponemos a calentar a fuego medio y, cuando esté listo, sellamos la carne, es decir, la mantenemos al fuego 1 minuto por cada lado, hasta que coja un color blanquecino.

Retiramos la carne del fuego y, si hace falta, añadimos un poco más de aceite para pochar las verduras. Echamos los dos dientes de ajo, las cebollas, las zanahorias y los pimientos en trozos grandes, ya que después lo trituraremos todo.

Dejamos que se pochen las verduras durante unos 15 minutos a fuego medio, mientras añadimos una cerveza y un chorrito de vino. Incorporamos la cucharadita de maizena y el perejil.

Cuando haya pasado ese tiempo, incorporamos la carne y tapamos la olla. Bajamos el fuego al mínimo y dejamos que se cocine todo durante 1 hora. De vez en cuando removemos para que no se pegue todo.

Después de la hora de cocción, retiramos la carne de la olla y añadimos un poco de agua a las verduras. Trituramos lo que será la salsa con ayuda de una batidora y, cuando tengamos la textura que queremos, añadimos los guisantes y los champiñones.

Si queréis la salsa más líquida solo tendréis que añadir un poco de agua a la olla. Volvemos a meter dentro la carne y la bañamos bien en la salsa. Finalmente, solo nos quedará sacar la carne de la olla cuando vayamos a servir y cortarla en rodajas.

Para acompañar a este plato yo siempre hago un poco de puré de patatas, que combina a la perfección con este guiso de carne.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *