pollo-picantito

Receta de pollo picantito

Existen muchísimas maneras de preparar el pollo y hoy queremos hacer un homenaje a todos aquellos amantes del picante, con esta receta única.

El pollo picantito es una receta que hemos rescatado del gran maestro Arguiñano, sin duda, un sinónimo de acierto. ¡Esperamos que os encante tanto como a nosotros!

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 pollo entero troceado (1 kg aprox.)
  • 1 pimiento verde
  • 3 tomates maduros
  • 2 cebollas
  • Pimentón picante
  • 2 guindillas
  • 2  cucharaditas de pimentón picante
  • 2 vasos de caldo de pollo o verduras
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Perejil
  • Aceite de oliva

Lo primero que haremos será preparar un sofrito con las verduras. Para esto, empezamos pelando tanto las cebollas como los tomates; picamos las cebollas en trozos pequeños, junto con los pimientos, a los que les habremos quitado las pepitas y rallaremos los tomates.

En una olla a fuego medio, cubrimos el fondo con aceite de oliva y echamos ahí las verduras para pocharlas. Cuando casi estén hechas, picamos la guindilla y la añadimos, junto con las dos cucharaditas de pimentón picante y un poco de sal.

Antes de incorporar el pollo a la olla, lo sazonamos con sal y pimienta negra molida y lo rehogamos en la misma olla de las verduras hasta que cambie de color. Cuando lo haga, incorporamos los dos vasos de caldo y terminamos de cubrir el pollo con agua tibia.

Dejamos cocer aproximadamente unos 20 minutos, aunque el tiempo de cocción exacto dependerá de lo tierno que sea el pollo. Si compráis un pollo de corral o campero, por ejemplo, necesitará por lo menos media hora, ya que la carne es más tersa.

De todas formas, veréis que el pollo está hecho cuando la carne se empiece a despegar del hueso y la piel se despegue de la carne. Por último, cuando esté terminando de cocer, añadiremos unas hojas de perejil, para dar sabor. También podéis añadir unos guisantes, si os gustan.

Lo único que nos quedará para tener una comida completa es acompañar este pollo con un poco de arroz blanco, unas patatas fritas o un poco de puré de patatas. ¡Y a disfrutarlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *