Receta fácil y rápida de fideuá

La fideuá es un plato muy típico de España, sobre todo, de la costa valenciana. Se prepara con fideos, pescado y marisco, generalmente rape, gambas o cigalas.

Es un plato muy completo para la hora de la comida, ya que da el aporte de proteínas e hidratos de carbono necesario para seguir desarrollando nuestras actividades diarias con la máxima energía.

Con este plato tendréis una receta muy rica y fácil de hacer, en la que no tendréis que invertir mucho tiempo. Además, podéis variar sus ingredientes si alguno, como la cigala, se os sale de presupuesto.

Las cigalas las podéis sustituir por mejillones, que son más baratos y también los aprovecharéis para el caldo de pescado. Además, si el rape no os convence lo podéis sustituir por un poco de pollo.

Ingredientes para 4 personas:

  • 300 g de gambas (pueden ser congeladas)
  • 8 cigalas pequeñas
  • 2 rodajas de rape
  • ½ kg de fideos (podéis comprarlos finos o gruesos, como más os gusten)
  • 2 tomates grandes
  • 1 cucharadita de azafrán
  • 2 dientes de ajo
  • 1 y ½ de caldo de pescado
  • ½ cucharadita de pimentón picante (opcional)
  • Vino
  • Aceite de oliva
  • Sal

Lo primero que debemos hacer es pelar las gambas y reservar las mondas y las cabezas para hacer un caldo con ellas. También debemos quitarle las espinas al rape y reservarlas. Se ponen a hervir con agua durante 20 minutos y después se cuelan y se reservan.

Si utilizáis gambas congeladas no hay problema, podéis echarle las raspas de cualquier otro pescado; o mismo podéis comprar algunas cigalas más para echarlas al caldo.

En la paellera donde después haremos la fideuá, ponemos un chorrito de aceite de oliva a calentar. Una vez esté caliente, echamos las cigalas enteras y removemos un par de minutos.

Vamos echando, poco a poco, las gambas y el rape cortado en cuadraditos. Se rehogan un rato y se quitan de la sartén.  A continuación, pelamos y cortamos o rallamos el tomate y lo añadimos a esta misma sartén.

Después de un par de minutos se añaden los ajos muy picados, el azafrán y el pimentón. Todo esto se rehoga 8 o 10 minutos.

Cuando haya pasado el tiempo, llega la hora de añadir los fideos. Se les echa un poco de sal y se les da vueltas con una cuchara de madera. Después de esto, debemos incorporar el litro y medio de caldo, subir el fuego y dejar que cueza durante 15 minutos (dependerá de lo que le lleve a vuestros fideos).

Cuando falten menos de 5 minutos para que termine la cocción se añade el pescado que teníamos reservado. Las cigalas, sobre todo, debéis colocarlas de forma que adornen el plato.

Se precalienta el horno a 180º y se introduce la pota o la paellera, bajándole el fuego a 150º y durante 5 minutos. La fideuá debe quedar dorada, así que tened cuidado con que no se os queme. ¡Y lista!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *