Receta fácil de mejillones tigre

Los mejillones tigre son un aperitivo de marisco buenísimo y muy barato. Para prepararlos solo necesitas una sartén y tener maña limpiando los mejillones.

Los mejillones son muy ricos en hierro y nos ayudan a llevar una dieta equilibrada. Además de ser un aperitivo, muchas veces podemos tenerlos congelados y, junto con una ensalada, nos pueden hacer una comida completa.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 kg de mejillones
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • 1 huevo
  • 3 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • Harina
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Perejil
  • Para la bechamel:
    • 700 ml de leche
    • 80 gr de harina
    • 70 ml de aceite de oliva
    • sal
    • pimienta

Lo primero que tenemos que hacer es lavar y limpiar bien de impurezas los mejillones. Mientras tanto, ponemos una olla al fuego y añadimos un vaso de agua, un vaso de vino y un poco de perejil.

Colocamos ahí los mejillones ya limpios, colocamos la tapa y dejamos que hiervan durante 5 minutos a fuego fuerte. Cuando estén abiertos, los sacamos de la olla y los dejamos enfriar.

Cuando ya estén templados, sacamos el mejillón de la concha y lo picamos. Las conchas las reservamos para después. El mejillón en sí os recomiendo que lo piquéis mucho (podéis hacerlo en la picadora).

En la picadora, introducimos la cebolla, el ajo y el pimiento para que queden muy picaditos. Retiramos y sofreimos en una sartén con un poco de aceite.

Cuando esté casi listo, añadimos aquí los mejillones picados y removemos durante 2 minutos.

En otra sartén hacemos la bechamel. Ponemos un poquito de aceite a fuego medio y sofreimos aquí la harina hasta que se dore. Poco a poco, y sin dejar de remover, vamos añadiendo la leche.

Salpimentamos y la cocinamos 10 minutos a fuego suave, removiéndola de vez en cuando con una cuchara de madera. Si no le tenéis pillado el truco aún a esta salsa, podéis ver la receta completa para hacer bechamel en dos minutos en este otro post.

Cuando la bechamel esté lista, añadimos aquí la mezcla de las verduras y los mejillones. Cocinamos durante 10 minutos más para que todo se mezcle bien.

A continuación, rellenamos los mejillones con la mezcla, batimos un huevo y los pasamos por harina, huevo y pan rallado, en ese orden. En una sartén calentamos aceite y freímos ahí nuestros mejillones tigre hasta que estén dorados. ¡Riquísimos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *