Receta fácil de lentejas con chorizo

Las lentejas guisadas son uno de los platos tradicionales por excelencia de la cocina española. Hoy os enseñamos a prepararlas de forma fácil y sin mucho coste para que podáis prepararlas siempre que os apetezcan aunque no tengáis mucho tiempo.

Ingredientes para 6 personas:

  • 600 gramos de lentejas
  • 1 tomate maduro
  • 2 chorizos
  • 1/4 kg de panceta
  • 1/4 hueso de jamón
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 vaso de aceite
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Sal
  • Agua

Para empezar esta receta debemos dejar las lentejas a remojo en agua fría durante algunas horas; lo mejor es dejarlas reposando desde la noche anterior.

Al día siguiente, se pone en una cazuela un chorrito de aceite a calentar y se sofríen la cebolla picada y los dientes de ajo. Cuando la cebolla esté dorada (6-7 minutos) se añade el tomate pelado en trozos junto con la hoja de laurel y se reogan 2 o 3 minutos.

A continuación se debe añadir el hueso de jamón y la cucharadita de pimentón; removemos rápidamente e incorporamos las lentejas escurridas. Mezclamos bien los ingredientes para que se combinen los sabores removiendo con una cuchara de palo.

Cubrimos la mezcla con agua fría y dejamos que hierva lentamente. Cuando lleven 30 minutos de cocción rectificamos la sal y añadimos el tocino y los chorizos; lo dejamos cocer otra media hora a fuego medio removiendo cada cierto tiempo para que no se pegue.

Cuando lleven más o menos una hora en el fuego separamos los chorizos, los huesos y el tocino para que la receta no quede tan fuerte. Se deja cocer el resto a fuego medio entre media hora y una hora más, dependiendo del tipo de lentejas que utilicemos. Un truco que podemos utilizar para saber cuándo están listas es ir probando la mezcla cada cierto tiempo para asegurarnos de que no se pasan.

Finalmente, cuando los ingredientes de la olla están en su punto, retiramos del fuego y dejamos reposar durante unos minutos antes de servir. Mientras pasa este tiempo cortamos los chorizos en rodajas y, si se quiere, la panceta en trocitos pequeños para añadirlos después a la mezcla de la cazuela. Ahora solo quedaría emplatar el puchero en un cuenco o un plato hondo y… ¡a disfrutar de estas maravillosas lentejas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *