Cómo preparar pan de pita casero y fácil

El pan de pita es un tipo de pan Árabe, muy popular en todo Oriente Medio. Es ideal para acompañar platos de pollo con curry por ejemplo, o también como complemento al hummus de garbanzos, otra receta también clásica de Oriente Medio.

Hoy os traemos esta receta para que, si tenéis alguna comida o cena en casa, podáis preparar este pan, ya que se pueden hacer con él muchísimas recetas. Podéis rellenarlo, por ejemplo, de queso crema, jamón york y rúcula o simplemente dejarlo como un pan diferente para acompañar la comida. Triunfaréis seguro.

Ingredientes para 4 personas:

  • 700 g de harina de fuerza (500 para la masa y 200 para trabajar)
  • 30 g de levadura fresca o un sobre de levadura en polvo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharada sin colmar de sal
  • 250 ml de agua tibia

Lo primero que haremos para preparar nuestro pan de pita será poner en un bol pequeño un chorrito de agua, la levadura y el azúcar. Removemos un poco con una cucharita y dejamos reposar 5 minutos.

En otro bol grande ponemos el medio kilo de harina y hacemos un agujero en el medio con las manos. En el agujero echamos la mezcla del otro bol pequeño y la sal. Amasamos con las manos hasta que se forme una masa compacta.

A continuación, enharinamos una superficie plana y ponemos encima nuestro pan y volvemos a amasar hasta que nuestra masa quede fina, elástica y suave al tacto. Colocamos la masa en un bol y la tapamos con un trapo.

Dejamos la masa reposando aproximadamente media hora. Esta medida no es exacta, porque dependiendo de la temperatura ambiente tardará más o menos en crecer la masa. Lo que tenemos es que fijarnos en que haya duplicado su tamaño; ése será el indicador de que está lista.

Sacamos la masa del bol y la estiramos un poco. Cortamos en 12 trozos lo más iguales posible y los dejamos reposar un par de minutos. Los estiramos con un rodillo hasta que consigamos un grosor de medio centímetro aproximadamente.

Precalentamos el horno a 250º. Mientras tanto, engrasamos las bandejas de horno con un poquito de aceite para que no se pegue el pan y horneamos nuestros bollitos durante 10 minutos.

Mientras los panes se hornean preparamos dos paños de cocina. Cuando saquemos nuestros panes del horno, los colocamos encima de un paño y los tapamos con otro, para que no pierdan la humedad y se pongan duros. ¡Y a comer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *