Pechugas de pollo con salsa de nata

Si te gustan las salsas y, en especial, las que llevan nata, ¡este es tu plato!; rápido, fácil de hacer y con muy buen resultado: pechugas de pollo con nata y champiñones.

Si queréis escapar de las tradicionales pechugas de pollo a la plancha, hoy os presentamos una forma deliciosa de prepararlas, haciendo una salsa de acompañamiento que le de más sabor.

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 pechugas de pollo
  • 500 ml de nata para cocinar
  • 100 gr de bacon
  • 1 bandeja de setas frescas o un par de latas de champiñones laminados
  • Media tarrina de queso de untar (tipo Philadelphia)
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil
  • Aceite de oliva

Lo primero es cortar en trocitos las setas o champiñones y las tiras de bacon. Después, en una sartén empezamos a sofreír primero las setas y, cuando empiecen a estar pochadas, el bacon. Añadimos un poco de sal y pimienta.

Cuando el bacon y las setas estén en su punto, es el momento de añadir la nata, poco a poco, removiendo lentamente con la ayuda de una cuchara de palo.

Dejamos que se cocine así durante uno o dos minutos, sin dejar de remover; después bajamos el fuego, para continuar haciendo la salsa a fuego bajo. ¡Tened cuidado, la nata se quema con mucha facilidad!

Después de 10 minutos aproximadamente, la salsa empezará a espesar y la nata cogerá un tono más dorado. Llegó la hora de añadir la media tarrina de queso de untar y dejar que se funda durante otros cinco minutos.

Mientras la salsa coge cuerpo, en otra sartén puedes empezar a hacer tus pechugas a la plancha con una pizca de sal, pimienta y perejil. Cuando la salsa esté acabada, incorporamos en esta sartén las pechugas y dejamos que reposen durante unos minutillos.

Ahora solo os queda hacer una guarnición para estas maravillosas pechugas con nata: podéis acompañarlas de patatas fritas, o de arroz, aunque para mí el acompañamiento ideal es el puré de patatas.

Si queréis salir de la rutina y os atrevéis a preparar algo nuevo, en este otro post os enseñamos cómo hacer puré de patatas en casa. Queda riquísimo y no os llevará mucho tiempo, podéis hacerlo al mismo tiempo que preparáis las pechugas de pollo. ¡A comer!

2 comentarios en “Pechugas de pollo con salsa de nata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *