Recetas de Pasta

lasaña de lentejas y verduras

Lasaña especial de verduras y lentejas

Las lasañas son conocidas en todo el mundo por lo ricas que están y lo sencillas que resultan a la hora de prepararlas. Hoy os queremos enseñar una receta muy especial: lasaña de puerros y lentejas.

Esta lasaña es una forma muy diferente de preparar este típico plato italiano; una opción vegetariana que nos hará disfrutar las verduras y legumbres de manera distinta a como estamos acostumbrados.

Ingredientes para 4 personas:

  • 25 g de lasaña (unas 20 láminas)
  • 300 g de puerros
  • 100 g de lentejas cocidas
  • 150 g de champiñones
  • 1 zanahoria
  • 2 tomates maduros
  • Salsa de tomate
  • Queso rallado (enmental, gruyer...)
  • Para la bechamel:
    • 4 cucharadas soperas de harina
    • 75 g de mantequilla
    • 3 cucharadas de aceite de oliva
    • 3/4 litros de leche entera
    • Sal
    • Nuez moscada
  • Pimienta molida
  • Sal
  • Aceite de oliva

El primer paso será cortar todas las verduras: los puerros los cortamos en juliana, muy finos, picamos los champiñones y la zanahoria y pelamos y picamos los tomates. En una sartén con el fondo cubierto de aceite, rehogamos los puerros; cuando estos estén transparentes, añadiremos a la sartén los champiñones, el tomate y la zanahoria.

Salamos lo que tenemos en la sartén y añadimos las lentejas que previamente habremos cocido o que las habremos comprado ya cocidas en el supermercado. Dejamos que todas las verduras se cocinen a fuego lento unos 15 minutos.

Mientras esto se cocina, nos ponemos a cocer las láminas de la lasaña. En una cazuela ponemos abundante agua y, cuando ésta rompa a hervir, incorporamos las láminas de lasaña. Es importante que les demos vueltas durante los 5 minutos que deben estar al fuego, porque si no se pegan y se nos pueden romper.

Cuando hayan pasado los 5 minutos, preparamos un bol con agua fría y metemos dentro las láminas de la lasaña, para cortarles el hervor. Después de 30 segundos pasamos las láminas a un paño y dejamos que escurran.

A continuación, hacemos la bechamel. En una sartén, calentamos la mantequilla junto con el aceite y freímos ahí la harina. Añadimos leche hasta que nos quede una masa homogénea y fina. Lo sisguiente será montar la lasaña y, mientras lo hacemos, debemos precalentar el horno a 180º.

En una fuente de horno, cubrimos el fondo con un poco de bechamel y extendemos una capa de pastaCubrimos con el relleno de las verduras y las lentejas, añadimos unas cucharadas de salsa de tomate y una capa de bechamel. Seguimos montando capas hasta terminar con una última de pasta.

Por encima culminamos con un poco de bechamel y queso rallado para gratinar. Metemos la lasaña entre 5 y 10 minutos en el horno y, cuando el queso esté bien doradito, retiramos nuestra rica lasaña vegetal.

 
espaguetis-ajo-guindilla-aceite

Espaguetis con ajo, guindilla y aceite de oliva

Hoy os queremos presentar una receta que es tan fácil como rica. Es una de esas recetas para hacer un día en el que no te apetece cocinar, pero tienes ganas de algo sabroso. A pesar de ser una de las recetas más sencillas que existen, hoy os daremos algunos consejos para que la disfrutéis al máximo.

Los espaguetis con ajo, guindilla y aceite de oliva son un clásico. Fáciles de hacer y, sobre todo, muy rápidos. Son super sanos porque solo llevan ingredientes naturales y, además, son super baratos; probablemente no tengáis ni que comprarlos, ya que siempre solemos tener los ingredientes en casa.

Ingredientes para 4 personas:

  • 400 g de espaguetis
  • 3 dientes de ajo
  • 2 guindillas o cayenas picantes
  • Queso rallado (parmesano, emmental...)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Orégano
  • Sal

Lo primero que haremos antes de poner a cocer la pasta es cortar los dientes de ajo en trocitos muy pequeños y colocarlos en la sartén con el fondo cubierto de aceite. Reservamos sin cocinar.

Ponemos abundante agua en una olla y, cuando rompa a hervir añadimos los 400 gramos de espaguetis y un puñadito de sal. Dejaremos que los espaguetis se cocinen hasta estar al dente, unos 7-8 minutos.

Cuando falten 2 o 3 minutos para que los espaguetis terminen de cocerse, ponemos la sartén al fuego, con el ajo picado y el aceite. Cuando el aceite empiece a estar caliente, añadimos la cayena, que previamente habremos cortado en rodajas.

No debemos dejar que el ajo se dore, si no el sabor del plato no será el que buscamos. Cuando se haya freido un poco el ajo (debe seguir estando blanco) añadiremos a la sartén los espaguetis y dejamos que todo se mezcle, dándole vueltas unos 3 minutos.

Mientras los espaguetis están en la sartén añadimos el orégano y volvemos a remover. Finalmente, sacamos los espaguetis de la sartén, emplatamos y culminamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y un poco del queso rallado que más nos guste. ¡Fácil, rico y muy sabroso!

Receta especial de macarrones con setas y jamón serrano

La pasta en general, es un alimento rico en nutrientes y especialmente indicado para que, después de comerlo, tengamos la energía suficiente como para aguantar todo el día haciendo tareas.

Por eso, hoy os traemos un plato tan rico como fácil de preparar: macarrones con setas, jamón serrano y tomates cherry. Una comida ideal para cualquier época del año y que podremos tener lista en pocos minutos.

Ingredientes para 4 personas:

  • 300 g de macarrones
  • 100 g de setas frescas
  • 100 g de jamón serrano
  • 20 tomates cherry
  • ½ cebolla
  • Queso parmesano rallado
  • Perejil
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Aceite de oliva

Lo primero que debemos hacer es preparar la salsa de nuestra pasta. Este es un truco muy a tener en cuenta cuando preparamos pasta; si cocemos primero la pasta y después hacermos la salsa, al final, los macarrones o espaguetis estarán duros cuando los queramos usar y perderán su textura tersa.

Para preparar la salsa comenzaremos pelando y picando la cebolla, en la picadora o en trozos lo más pequeños posible. En una sartén, ponemos a calentar un chorrito de aceite y añadimos ahí la cebolla, para que se poche durante 5-10 minutos.

Mientras se dora la cebolla, cortamos el jamón en tiras y les damos unos cortes a las setas, si son muy grandes. Cuando la cebolla esté dorada, añadimos a la sartén el jamón y las setas y les damos vueltas con una cuchara de madera.

Salpimentamos los ingredientes de la sartén y nos ponemos con los tomates cherry. Cada tomate lo cortaremos en cuatro trozos y, pasados 5 minutos, incorporamos también los tomates a la sartén.

Cuando la salsa esté lista, ponemos una olla al fuego con agua. Cuando hierva, echamos sal y añadimos los macarrones. Dejamos que se cuezan durante 8-10 minutos y, cuando pase el tiempo, escurrimos el agua de la cocción en un colador.

Pasamos los macarrones por un chorro de agua fría y los incorporamos a la sartén con la salsa. Removemos todo con una cuchara de madera, dejando que la pasta y los ingredientes de la salsa se sofrían bien durante cinco minutos.

Por último, emplatamos los macarrones con la salsa y picamos unas hojas de perejil. Las echamos por encima y terminamos con un puñadito de queso parmesano rallado¡Y a disfrutar!

fideos-con-almejas

Receta fácil y rápida de fideos con almejas

Los fideos con almejas son una receta muy extendida en las zonas costeras, ya que, cuando es la época de las almejas, conseguimos un plato muy muy rico y fácil de preparar.

Además, este plato es una forma diferentes de comer pasta y pescado, por lo que es más fácil que le guste a todos en casa.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 kg de almejas
  • 250 g de fideos gruesos
  • Cuarto kilo de mejillones
  • 2 puñados de gambas peladas congeladas
  • Medio pimiento rojo
  • Medio pimiento verde
  • 1 cebolla
  • Tomate triturado
  • 1 cucharadita de maizena
  • 2 hojas de laurel
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cayenas
  • Pimentón dulce
  • Perejil
  • Sal
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva

Lo primero de todo es poner las almejas a remojo. En un bol, ponemos las almejas cubiertas con agua y un par de puñados de sal. Lo ideal es hacerlo de un día para otro o, al menos, un par de horas antes.

Lo siguiente es pelar los ajos y picarlos en trozos muy pequeños. En una olla, cubrimos bien el fondo con aceite de oliva y dejamos ahí los ajos picados para que se mezclen los sabores.

A continuación cortamos los pimientos y la cebolla y los metemos en la picadora hasta que estén bien picados. Ponemos el aceite de la olla a calentar a fuego medio y cuando caliente, echamos primero la cucharadita de maizena y luego las verduras.

Añadimos las dos cayenas, las dos hojas de laurel, el perejil picado, 3 cucharadas de tomate triturado y un buen chorro de vino blanco. Mientras las verduras se pochan, limpiaremos los mejillones.

Cuando las verduras estén casi pochadas por completo, echamos a la olla las almejas, los mejillones y las gambas peladas. Esperaremos unos 5 minutos a que se abran las almejas y los mejillones.

Personalmente, yo prefiero quitarle las cáscaras a los mejillones porque ocupan mucho espacio. Entonces, cuando abren, los retiro un momento, los saco de la concha y los vuelo a meter.

Por último, incorporamos los 250 gramos de fideos gruesos, una pizca de pimentón dulce y cubrimos generosamente todo el guiso con agua. Dejamos que cueza con la olla tapada al menos 15 minutos (siempre un poco más de lo que pone) y vamos probando, para comprobar que los fideos se han hecho.

Si hace falta que incorporéis o quitéis un poco de agua, podéis hacerlo con un cucharón, no hay problema. Eso dependerá de si queréis unos fideos con almejas más o menos caldosos.

Dejamos reposar un par de minutos y emplatamos. ¡Riquísimos!

 

Espaguetis con anchoas: fácil y rico

Los espaguetis con anchoasspaghetti a la siciliana en italiano son un plato buenísimo y muy rico. Fácil de hacer, rápido de preparar y original donde los haya. Una receta tan sencilla que cuando aprendas a hacerla no podrás parar.

Solo necesitas pasta, anchoas, cebolla y aceitunas. La receta tradicional es con espaguetis, pero podéis sustituirlos por macarrones, tallarines o la pasta que más te guste. Además, aunque el original es con aceitunas negras, si no os gustan no hay problema por sustituirlas por aceitunas verdes.

Ingredientes para 4 personas:

  • 350 g de espaguetis
  • 4 latas de anchoas
  • 2 cebollas medianas
  • 1 lata grande de aceitunas negras sin hueso
  • 1 cucharada de alcaparras
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Aceite de oliva

Antes de poner a cocer la pasta, lo primero que haremos será preparar la salsa de anchoas. Pelamos y picamos mucho la cebolla, para que después se deshaga.

En una sartén, pochamos la cebolla con un poco de aceite de oliva y, cuando esté casi lista, añadimos ahí las 4 latas de anchoas. Mientras se pocha la cebolla podemos ir cortando las aceitunas a la mitad.

Necesitamos remover mucho las anchoas para que se deshagan. Pasados un par de minutos, veréis que las anchoas desaparecen y se mezclan con la cebolla y el aceite; éste es el momento de añadir las aceitunas.

Damos un par de vueltas y, mientras tanto, machacamos la cucharada de alcaparras, para que no queden enteras. Las añadimos a la sartén y cocinamos un par de minutos más. Reservamos.

En una olla, ponemos agua a hervir y cuando rompa, incorporamos los espaguetis. Es muy importante que no le echéis sal a la pasta, ya que con la de las anchoas en la salsa es suficiente. Sin dejar de remover al principio, dejamos que cuezan durante 10 minutos.

Cuando estén listos los espaguetis, ponemos la sartén de la salsa a calentar a fuego suave y escurrimos la pasta en el fregadero.

Después de quitarle el agua a los espaguetis los añadimos a la sartén y removemos con ayuda de dos cucharas de madera. Espolvoreamos pimienta negra al gusto... ¡Y listos para servir!

Receta fácil y rápida de fideuá

La fideuá es un plato muy típico de España, sobre todo, de la costa valenciana. Se prepara con fideos, pescado y marisco, generalmente rape, gambas o cigalas.

Es un plato muy completo para la hora de la comida, ya que da el aporte de proteínas e hidratos de carbono necesario para seguir desarrollando nuestras actividades diarias con la máxima energía.

Con este plato tendréis una receta muy rica y fácil de hacer, en la que no tendréis que invertir mucho tiempo. Además, podéis variar sus ingredientes si alguno, como la cigala, se os sale de presupuesto.

Las cigalas las podéis sustituir por mejillones, que son más baratos y también los aprovecharéis para el caldo de pescado. Además, si el rape no os convence lo podéis sustituir por un poco de pollo.

Ingredientes para 4 personas:

  • 300 g de gambas (pueden ser congeladas)
  • 8 cigalas pequeñas
  • 2 rodajas de rape
  • ½ kg de fideos (podéis comprarlos finos o gruesos, como más os gusten)
  • 2 tomates grandes
  • 1 cucharadita de azafrán
  • 2 dientes de ajo
  • 1 y ½ de caldo de pescado
  • ½ cucharadita de pimentón picante (opcional)
  • Vino
  • Aceite de oliva
  • Sal

Lo primero que debemos hacer es pelar las gambas y reservar las mondas y las cabezas para hacer un caldo con ellas. También debemos quitarle las espinas al rape y reservarlas. Se ponen a hervir con agua durante 20 minutos y después se cuelan y se reservan.

Si utilizáis gambas congeladas no hay problema, podéis echarle las raspas de cualquier otro pescado; o mismo podéis comprar algunas cigalas más para echarlas al caldo.

En la paellera donde después haremos la fideuá, ponemos un chorrito de aceite de oliva a calentar. Una vez esté caliente, echamos las cigalas enteras y removemos un par de minutos.

Vamos echando, poco a poco, las gambas y el rape cortado en cuadraditos. Se rehogan un rato y se quitan de la sartén.  A continuación, pelamos y cortamos o rallamos el tomate y lo añadimos a esta misma sartén.

Después de un par de minutos se añaden los ajos muy picados, el azafrán y el pimentón. Todo esto se rehoga 8 o 10 minutos.

Cuando haya pasado el tiempo, llega la hora de añadir los fideos. Se les echa un poco de sal y se les da vueltas con una cuchara de madera. Después de esto, debemos incorporar el litro y medio de caldo, subir el fuego y dejar que cueza durante 15 minutos (dependerá de lo que le lleve a vuestros fideos).

Cuando falten menos de 5 minutos para que termine la cocción se añade el pescado que teníamos reservado. Las cigalas, sobre todo, debéis colocarlas de forma que adornen el plato.

Se precalienta el horno a 180º y se introduce la pota o la paellera, bajándole el fuego a 150º y durante 5 minutos. La fideuá debe quedar dorada, así que tened cuidado con que no se os queme. ¡Y lista!

Tallarines con mejillones

Los tallarines son una pasta italiana que combina muy bien con pescados y mariscos. Por eso hoy os presentamos esta receta de pasta con mejillones y un toque de pimienta verde; si os gustan los moluscos con un toque picante, ¡éste es vuestro plato estrella! Animaos a prepararlo y sorprended a vuestros invitados con una receta atrevida y muy sencilla de elaborar.

Ingredientes para 4 personas:

  • 250 gramos de tallarines
  • 1,5 kg de mejillones
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 2 dientes de ajo
  • 1 litro de nata líquida
  • 1 cucharada de granos de pimienta verde (o negra, la que se tenga por casa)
  • 1 ramita de perejil para adornar
  • Sal
  • Aceite de oliva

Para comenzar, debemos poner una olla al fuego con abundante agua, un poco de sal y un chorrito de aceite. Cuando el agua rompa a hervir, añadiremos la pasta y dejaremos cocer durante 8 o 10 minutos. Cuando la pasta esté al dente, escurrimos e agua de la cacerola, refrescamos con agua fría y reservamos.

Para continuar limpiamos los mejillones y los metemos en agua hirviendo para que abran. Una vez abiertos, separamos la carne de la concha y colamos el caldo que dejaron al cocer. Podemos dejar algunos con la concha para adornar el plato.

Picamos la cebolla y el puerro en trozos muy pequeñitos para que se deshagan al hacer la salsa y los ponemos a pochar en una sartén con aceite de oliva (mejor si es virgen extra). Cuando estén dorados, añadimos la cucharadita de pimienta y la nata.

Removemos durante un par de minutos e incorporamos dos cacillos del caldo de los mejillones. Cocinamos durante 10 minutos aproximadamente para que la nata reduzca y la salsa tome consistencia.

En una sartén con aceite caliente doramos el ajo que previamente habremos cortado en láminas. Cuando coja un tono dorado, añadimos la pasta que habíamos reservado y la salteamos. Añadimos los mejillones a la sartén y, por último, incorporamos la salsa de nata y la ramita de perejil.

Para emplatar lo mejor es una fuente para que cada uno se sirva, o cuencos individuales; si hemos separado algunos mejillones con concha éste es el momento de colocarlos. También podemos darle un toque de color añadiendo, en el último momento, un chorrito de aceite de oliva virgen extra que manche el plato. ¡Y a disfrutar!

Receta fácil de canelones de atún

Los canelones de atún son una receta fácil y muy rica, una apuesta segura si queremos preparar una comida para varias personas o si queremos cocinar un plato del que podamos congelar parte para comer otro día.

Ingredientes para 4 o 6 personas:

  • 1 paquete de 12 canelones
  • 250 g de atún al natural o en aceite
  • 2 huevos cocidos
  • 100 g de champiñones
  • 1 cebolla grande
  • Salsa de tomate
  • Bechamel
  • Queso rallado (cualquier tipo sirve, según el gusto de cada uno)
  • Aceite de oliva
  • Sal

Para empezar se ponen en agua fría los canelones y se dejan a remojo (el tiempo dependerá de la marca, aunque también hay algunas que no requieren este paso).

Se preparan los champiñones, se limpian para quitarles bien la tierra, se les corta la parte del pie que no esté buena y se hacen trocitos pequeños para freír. Se pela la cebolla y también se pica en trozos de tamaño similar a los champiñones.

En un sartén se ponen a calentar tres cucharadas soperas de aceite de oliva. Cuando esté caliente se agrega la cebolla, que previamente se ha picado, con un poco de sal y se fríe unos 5 o 7 minutos para que no coja color. Dos o tres minutos antes de retirar la sartén del fuego se añaden los champiñones y se saltean.

Aparte del fuego se juntan en un bol 5 cucharadas soperas de salsa de tomate, el atún escurrido y desmenuzado, los huevos cocidos picados en trozos pequeños y la mezcla de la cebolla y los champiñones. Se mezcla bien todo con ayuda de una cuchara de madera y se rectifica la sal si es necesario.

Con esta mezcla se rellenan los canelones previamente escurridos y se ponen en una fuente de cristal o barro que resista la temperatura del horno. A continuación preparamos la salsa bechamel como ya hemos explicado en este otro post.

Cuando esté hecha se le agregan tres o cuatro cucharadas de salsa de tomate para que coja un color más rosado. Se cubren con esta mezcla de salsas los canelones y se espolvorea el queso rallado por encima.

Se precalienta el horno a 180º y, si se quiere, se pueden añadir unos trozos pequeños de mantequilla por encima de los canelones. Se introduce la fuente en el horno y se deja dentro entre 5 y 7 minutos, lo justo para que el plato adquiera una costra dorada. Se sacan del horno, se dejan reposar 5 minutos y se emplatan.

¡Canelones listos!