huevos a la berrichona

Huevos a la berrichona

Esta es, probablemente, una de las recetas más fáciles y rápidas de hacer que encontraréis en el blog. Los huevos a la berrichona se pueden preparar literalmente, en 10  minutos, así que si os surje una cena en casa y no sabéis qué preparar, estos huevos pueden ser vuestra mejor opción.

Además, como es una receta tan sencilla, siempre podéis modificarla a vuestro gusto, añadiendo o quitando ingredientes y probando otras combinaciones de sabores. Teniendo los huevos como base, las recetas siempre salen super sabrosas, eso está claro.

Ingredientes para 4 personas:

  • 10 huevos
  • 2 dientes de ajo pequeños
  • 1 cebolleta
  • 250 ml de nata líquida
  • Perejil
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva

Lo primero de todo será poner a cocer los huevos en una olla con agua. Dejaremos que el agua rompa a hervir y, a partir de ese momento, contaremos 10 minutos antes de sacar los huevos de la olla.

Cuando haya pasado el tiempo, sacamos los huevos de la olla y los ponemos a enfriar en un bol con agua fría. Si hacéis la receta con tiempo, podéis saltar este paso y, simplemente, dejar los huevos fuera para que se enfríen poco a poco.

Cuando estén fríos, los pelamos y los cortamos a la mitad. Retiramos las yemas de los huevos con cuidado y las deshacemos un poco con ayuda de los dedos. Las colocamos en un bol y reservamos.

Por otro lado, picaremos en trozos muy pequeños los ajos y la cebolleta. Los ponemos en un bol y los mezclamos con las tres cuartas partes de la nata líquida. Añadimos las yemas de los huevos, la sal y la pimienta negra molida y removemos.

Colocamos los medios huevos en una fuente de horno y precalentamos el horno a 180º. Rellenamos el hueco de las yemas con la mezcla que hemos hecho en el bol y cubrimos con la nata líquida que ha sobrado.

Metemos la bandeja en el horno unos 5 minutos y, cuando sacamos los huevos, espolvoreamos un poco de perejil picado por encima. Se recomienda servir los huevos inmediatamente después de sacarlos del horno. ¡Y a comer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *