huevos duros gratinados

Huevos duros gratinados con bechamel

Los huevos duros gratinados con bechamel son unos de los platos más ricos y baratos que podéis hacer. Son ideales para comer o cenar en familia o con amigos, ya que permiten hacer toda la cantidad de comida que queramos sin gastar mucho dinero.

Además, podemos dejarlos hechos del día anterior y, simplemente en el último momento, gratinarlos. Hoy los rellenaremos de atún, pero también los podéis rellenar con un poco de bacon frito, carne picada o verduras.

Ingredientes para 4 personas:

  • 10 huevos
  • 2 latas pequeñas de atún
  • Queso rallado
  • Salsa de tomate
  • Para la bechamel:
    • 2 cucharadas soperas de harina
    • 50 gramos de mantequilla
    • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
    • 3/4 litros de leche fría (preferiblemente entera)
    • Sal
    • Nuez moscada

Lo primero que haremos será cocer nuestros huevos en una olla con agua hirviendo. Una vez que el agua hierva, los dejaremos cociendo otros 10 minutos cuando haya pasado el tiempo, retiramos el agua de la cocción y llenamos la olla con agua fría, dejando los huevos dentro para que se templen.

Lo siguiente será escurrir el aceite de las latas de atún. Mezclaremos el atún desmigado en un bol con nuestra salsa de tomate casera. Removemos bien y reservamos.

Ahora nos pondremos con la bechamel. En una sartén calentamos la mantequilla y el aceite, freimos la harina y vamos incorporando la leche poco a poco hasta que consigamos la textura que queremos para nuestra bechamel. Salpimentamos y añadimos la nuez moscada.

Si no sabéis cómo hacer la bechamel, podéis consultar nuestra receta para hacer bechamel casera. Echamos dos cucharadas de la salsa en el bol donde teníamos el atún y la salsa de tomate, removemos y reservamos otra vez.

Pelamos los huevos cocidos y les damos un corte a la mitad. Retiramos la yema, la deshacemos un poco con los dedos y las añadimos al bol del atún. Removemos bien para que se mezclen todos los ingredientes y rellenamos con la mezcla la clara cocida de los huevos.

Precalentamos el horno a 180º. Colocamos los huevos rellenos en una fuente y echamos toda la bechamel por encima de ellos; a continuación, echamos el queso rallado por encima y metemos la bandeja al horno.

En 10 minutos tendremos el queso dorado y la receta lista. Emplatamos los huevos y servimos a la mesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *