Crema de calabacín y acelgas con habas

La crema de calabacín y acelgas con habas en uno de mis purés de verduras favoritos. Es muy diferente en sabor a otras cremas, más potente y con más matices. Este puré necesita un poco más de tiempo de preparación,  sin embargo, la cocción es muy corta.

Esta receta es ideal para organizar las cenas semanales o primeros platos para la comida de mediodía. Como siempre  os recomendamos, es mejor prepararla en la temporada de otoño invierno, ya que es cuando las acelgas están en época.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 calabacín grande
  •  ½ kg de acelgas
  •  ½ cebolla
  • 1 zanahoria
  •  ½ ramita de apio
  • 1 ajo
  • 1 puñado de judías verdes
  • 150 g de habas cocidas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Lo primero que debemos hacer es cubrir el fondo de una olla grande con aceite de oliva. Pelamos el ajo, lo cortamos a la mitad y lo echamos en la olla. Cortamos el calabacín en rodajas y lo añadimos a la olla también.

Pasamos a cortar el tallo de las acelgas y hacerlas trozos más pequeños. Pelamos la cebolla y le damos unos cortes; también pelamos la zanahoria y la cortamos a la mitad. Añadimos todas estas verduras a la olla junto con el puñado de judías.

Por último, echamos en la cazuela las habas y la ramita de apio. Salamos todo y encendemos el fuego a nivel medio alto. Doramos las verduras durante unos 5 o 10 minutos, removiendo todo el rato para que suelten sus jugos.

Pasado ese tiempo, cubrimos las verduras con agua (sin pasarnos) o con caldo de verduras, así quedará más sabroso. Dejamos que el agua rompa a hervir y, una vez lo haya hecho, dejamos que todo se cueza durante 15 minutos.

Cuando hayan pasado los 15 minutos, retiramos del fuego y, con ayuda de un cucharón, pasamos a un bol la mayor parte del agua que haya en la olla. Utilizaremos el agua para determinar el espesor de la crema. Os recomendamos que saquéis la mayoría del agua y la reservéis porque, así, podéis ir probando la textura de la crema añadiendo el agua de la cocción poco a poco.

Finalmente, pasamos por la batidora el puré, añadiendo el agua hasta conseguir el espesor que más nos guste. Dejamos reposar un poco y servimos bien caliente. Podéis acompañar esta crema con unas tiras de jamón, unos picatostes o un poco de huevo cocido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *