Cómo hacer tofu casero

Hoy os presentamos una receta para preparar nuestro propio tofu hecho en casa; para que sea más fácil, lo cocinaremos a partir de leche de soja (en vez de hacerlo con los propios granos), una receta mucho más rápida e igual de deliciosa con la que ahorraremos mucho tiempo.

Aunque el proceso es fácil, también es verdad que puede resultar un poco laborioso y requiere tiempo y paciencia. Sin embargo, tiene su parte buena ya que ahorrarás bastante dinero porque en las tiendas es un producto algo caro. Además, poder hacer esta receta también te permitirá preparar otros platos deliciosos como croquetas, lasaña, pinchos con verduras, ensaladas…¡Comenzamos!

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 litro y 1/2 de leche de soja
  • Coagulante para leche (sulfato o cloruro de magnesio)
  • Molde para tofu
  • Un estopilla o un paño de algodón

Para empezar calentamos la leche de soja a 180 grados removiendo con frecuencia; después de que la leche esté caliente la retiramos de la fuente de calor. En este momento se pueden añadir un par de coagulantes para la leche de soja. El más común es el sulfato de magnesio o el cloruro de magnesio (se encuentra fácilmente en herboristerías).

Se mezcla el coagulante con medio vaso de agua y se vierte poco a poco en la leche que habíamos calentado para que empiece a cuajarse. La cantidad de coagulante necesario varía en función de si se desea un producto final más o menos denso.

A continuación cogemos el molde para el tofu y lo ponemos en el fregadero para que, cuando vertamos la mezcla, el exceso de líquido pueda drenarse fácilmente. Cubrimos el interior del molde con la estopilla enjuagada, dejando al menos 15 centímetros de estopilla adicional por cada lado del molde.

Vertemos la leche de soja cuajada en el molde y doblamos la estopilla sobrante (los lados primero), colocando la placa de prensado en la parte superior del trapo. Seguidamente ponemos una olla encima para ejercer presión. La posición del peso debería ser lo más ajustada posible para que el tofu quede uniforme. La firmeza final también dependerá del tiempo.

Si lo que queremos es conseguir un tofu suave, con utilizar una presión de 5 kilos durante 5 minutos será suficiente. Para más firmeza se requiere de más peso y más tiempo. Cuando el tofu haya alcanzado la consistencia que deseamos, debemos levantar la envoltura del molde y descubrirlo.

Para finalizar, el tofu se puede dividir y las partes sobrantes se pueden almacenar en la nevera durante una semana. Además de conservar lo sobrante en la nevera durante 7 días, el tofu también se puede congelar por si queremos consumirlo más adelante. ¡A disfrutarlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *