Cómo hacer salsa rosa casera

Probablemente la salsa rosa sea una de las salsas frías más comunes para acompañar a platos de todo tipo, desde marisco hasta pasta. Con su base de mahonesa y la combinación de otros ingredientes conseguiremos una salsa casera maravillosa que aportará un toque diferente a nuestras recetas.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 huevo
  • Aceite de oliva suave o girasol
  • Medio limón
  • Mostaza
  • Ketchup
  • Tabasco
  • Sal
  • Brandy o coñac (opcional)

En un vaso alto de batidora se pone un huevo y se le echa una pizca de sal. A continuación, se añade un poco de aceite de oliva suave o girasol (como uno o dos dedos en el vaso) y se empieza a batir con una batidora a velocidad baja.

Hay que fijarse en que el aceite, si es de oliva, sea suave (no virgen extra) porque si no la salsa quedará muy fuerte y se perderá la esencia ligera de esta receta. Otro aspecto a tener en cuenta es tener cuidado para que el huevo no se corte mientras la preparamos; un truco es mantener la batidora quieta durante un minuto mientras se mezcla bien todo el aceite con el huevo.

Para que la salsa no quede muy líquida deberemos añadir más aceite poco a poco hasta que coja el espesor que queremos. Cuando la salsa haya espesado debemos añadirle un poco de zumo de limón, para que le dé el toque ácido de los cítricos.

Hay cocineros que, para esta receta, prefieren utilizar vinagre o zumo de otros cítricos (como la lima o la naranja); podéis probar a hacer modificaciones de este tipo y ver cuál os convence más.

Para terminar la salsa rosa hay que añadir un poco de ketchup, una cuacharadita de mostaza y tabasco al gusto. Se vuelve a remover con la batidora hasta que quede una salsa de color entre rosa, naranja y rojo. Finalmente, se añade un chorrito de brandy o coñac.

Si no nos convence el color de la salsa en el primer intento podemos rectificar alguno de los ingredientes: echar un poco más de ketchup o, si ha quedado muy líquida, añadir un poco más de aceite.

Para acabar solo falta acompañar esta salsa de lo que más nos guste: unos langostinos, un cóctel de marisco o, simplemente, un poco de pan¡Con cualquier cosa está buenísima!

Un comentario en “Cómo hacer salsa rosa casera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *