Recetas de Carnes

CONEJO-A-LA-PIMIENTA

Conejo a la pimienta

El conejo a la pimienta es una forma diferente de comer carne. Normalmente, estamos acostumbrados a consumir pollo, ternera o cerdo, pero la verdad es que el conejo es una carne muy rica en proteínas, que aporta a nuestro cuerpo inifinidad de ventajas.

Hoy, además, prepararemos el conejo con una salsa de pimienta negra, llena de sabor y de contrastes con la carne. Sin duda, un plato riquísimo y muy completo para cualquier día de la semana.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 conejo troceado (1.5 kg aprox.)
  • 1 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • 3 tomates
  • 1 cebolla
  • Pimienta negra
  • Harina o maizena
  • Vino tinto
  • Tomillo
  • Orégano
  • Sal
  • Aceite de oliva

El primer paso será preparar el sofrito, cubriendo el fondo de una olla con aceite y pochando ahí la cebolla, que previamente habremos pelado y picado en trozos lo más pequeños posible.

Mientras se pocha, pelamos los ajos y les damos un corte a la mitad. También pelamos y picamos el tomate y el pimiento verde. Cuando la cebolla empiece a estar transparente añadimos estas tres verduras a la olla y dejamos que todo se poche bien. Salamos.

Mientras tanto, salpimentamos el pollo y lo sellamos en una sartén con un poco de aceite. Lo dejamos un par de minutos por cada lado y lo reservamos sobre un papel absorbente para que escurra el aceite sobrante.

En este tiempo el sofrito ya estará listo e incorporaremos a la olla una buena cucharada de harina o maizena. Después de que se fría la harina, añadimos los trozos de conejo y dejamos que todo se rehogue un par de minutos.

Cuando asiente el guiso, incorporamos el vino tinto, el tomillo, el orégano y la pimienta. En cuanto a la pimienta, os recomiendo que echéis una poca molida y también unos cuantos granos.

Cubrimos los ingredientes del guiso con agua o caldo de verduras o de carne (si tenemos) y dejamos cocer a fuego lento unos 10 minutos. Es importante ir vigilando la carne del conejo, ya que a cada uno le llevará un tiempo distinto terminar de cocinarse.

Para acompañar este conejo, podéis presentar una guarnición de verduras al vapor, por ejemplo, zanahoria, guisantes y champiñones, un puré de patatas o patatas fritas en dados grandes.

pollo-picantito

Receta de pollo picantito

Existen muchísimas maneras de preparar el pollo y hoy queremos hacer un homenaje a todos aquellos amantes del picante, con esta receta única.

El pollo picantito es una receta que hemos rescatado del gran maestro Arguiñano, sin duda, un sinónimo de acierto. ¡Esperamos que os encante tanto como a nosotros!

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 pollo entero troceado (1 kg aprox.)
  • 1 pimiento verde
  • 3 tomates maduros
  • 2 cebollas
  • Pimentón picante
  • 2 guindillas
  • 2  cucharaditas de pimentón picante
  • 2 vasos de caldo de pollo o verduras
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Perejil
  • Aceite de oliva

Lo primero que haremos será preparar un sofrito con las verduras. Para esto, empezamos pelando tanto las cebollas como los tomates; picamos las cebollas en trozos pequeños, junto con los pimientos, a los que les habremos quitado las pepitas y rallaremos los tomates.

En una olla a fuego medio, cubrimos el fondo con aceite de oliva y echamos ahí las verduras para pocharlas. Cuando casi estén hechas, picamos la guindilla y la añadimos, junto con las dos cucharaditas de pimentón picante y un poco de sal.

Antes de incorporar el pollo a la olla, lo sazonamos con sal y pimienta negra molida y lo rehogamos en la misma olla de las verduras hasta que cambie de color. Cuando lo haga, incorporamos los dos vasos de caldo y terminamos de cubrir el pollo con agua tibia.

Dejamos cocer aproximadamente unos 20 minutos, aunque el tiempo de cocción exacto dependerá de lo tierno que sea el pollo. Si compráis un pollo de corral o campero, por ejemplo, necesitará por lo menos media hora, ya que la carne es más tersa.

De todas formas, veréis que el pollo está hecho cuando la carne se empiece a despegar del hueso y la piel se despegue de la carne. Por último, cuando esté terminando de cocer, añadiremos unas hojas de perejil, para dar sabor. También podéis añadir unos guisantes, si os gustan.

Lo único que nos quedará para tener una comida completa es acompañar este pollo con un poco de arroz blanco, unas patatas fritas o un poco de puré de patatas. ¡Y a disfrutarlo!

pavo de navidad

Receta de pavo al horno para Navidad

El pavo al horno es uno de los platos más típicos de la época navideña. Hoy os presentamos una receta fácil con la que podréis preparar este fabuloso plato tan tradicional en las comidas familiares de Navidad.

Aunque hoy os enseñamos la receta para 4 personas, cuantas más personas seáis a la mesa más debe pesar el pavo. Podéis tomar como medida que, para unas 10 personas, debéis comprar un pavo de 5 o 6 kilos.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 pavo (2-3 kilos)
  • 100 gramos de mantequilla derretida
  • 2 cebollas grandes
  • 4 zanahorias
  • 4 varas de apio
  • 5 patatas grandes
  • 250 mililitros de vino blanco
  • Tomillo
  • Laurel
  • Sal
  • Uvas (opcional)
  • Frutos secos (opcional)

Lo primero es usar la sal para frotar el pavo por dentro y fuera. A continuación, lo sumergiremos en agua y lo dejamos reposar unas 12 horas en la nevera.

Antes de empezar a preparar el pavo, precalentamos el horno a 180º. Quitamos el pavo del agua y lo enjuagamos bien. Al mismo tiempo, derretimos la mantequilla y la mezclamos con el tomillo y las especias que queramos añadir. Extendemos la mezcla sobre la piel del pavo muy cuidadosamente y vertemos un poco en el interior.

Para seguir, cogemos una cebolla, una zanahoria, una rama de apio y el laurel y lo colocamos todo dentro del pavo. Cortamos el resto de verduras y las patatas y hacemos una cama sobre una fuente para horno.

Salpimentamos y vertemos un poco de vino blanco sobre las patatas. También podemos añadirle algunas frutas de temporada, como las uvas o frutos secos, como piñones o nueces. Colocamos el pavo en la fuente con las pechugas hacia abajo y metemos la bandeja en el horno.

El pavo tardará en hacerse unas 3 horas y media o 4, dependerá del horno y del tamaño del pavo. A la mitad de la cocción le damos la vuelta al pavo para que se dore por las dos partes.

Lo importante es que el pavo nunca se quede seco; es importante ir bañando al pavo con la propia salsa y una cuchara, así como ir añadiendo vino, cerveza o agua. Cuando esté listo el pavo, debemos calcular que hay que dejarlo reposar una media hora antes de trincharlo. 

 
arroz basmati con pollo en salsa de zanahoria

Pollo en salsa de zanahoria con arroz basmati

El pollo se puede preparar de muchas formas diferentes y especiales y, por eso, hoy os traemos esta rica receta que podréis preparar para cualquier cena o comida: pollo en salsa de zanahoria con arroz basmati.

Esta es una receta estupenda, sobre todo, por su sencillez y sus brillantes resultados que sorprenderán a todo el que lo pruebe. Podéis seguir la receta original con arroz basmati o crear la vuestra propia cambiándolo por patatas fritas, puré de patatas o arroz redondo.

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 pechugas de pollo grandes
  • 8 zanahorias
  • 2 cebollas
  • ½ pimiento verde
  • ¼ kg de arroz basmati
  • Perejil
  • Pimienta negra molida
  • 4 dientes de ajo
  • ½ cucharadita de curry
  • Vino blanco
  • Harina
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Lo primero que haremos será adobar nuestro pollo; primero les damos unos cortes a las pechugas y los colocamos en un plato. En un mortero ponemos dos ajos pelados, un puñado de hojas de perejil, poco de aceite y una pizca de sal y lo machacamos todo bien.

Salpimentamos los trozos de pollo y los adobamos. A continuación, cubrimos el fondo de una olla con aceite y lo ponemos a calentar a fuego medio. Pasamos los trozos de pollo por un poco de harina y los sellamos en la olla con el aceite. Vuelta y vuelta.

En esa misma olla con el mismo aceite de sellar el pollo haremos la salsa de zanahoria. Pelamos y le damos unos cortes a los dos dientes de ajo, la cebolla, las zanahorias y el medio pimiento verde y, con el aceite caliente, freimos y pochamos las verduras.

Cuando las verduras lleven 10 minutos al fuego, añadimos la media cucharadita de curry y un chorro de vino blanco; dejamos que se evapore el alcohol, añadimos el pollo y tapamos la olla. Dejaremos que todo se cueza durante 20 minutos, dándole vueltas de ves en cuando para que no se peguen las verduras.

Una vez pasados los 20 minutos, apagamos el fuego y retiramos el pollo de la olla. Echamos un vaso pequeño de agua a las verduras que hemos cocinado y las trituramos con la batidora. Cuando esté la salsa triturada, volvemos a poner el pollo en la olla y reservamos.

Lo último que nos queda es preparar el arroz basmati. Para esto, cortamos 2 ajos en láminas y los freimos con un poco de aceite en una olla pequeña. Cuando los ajos se hayan dorado añadimos los 250 g de arroz, salamos y removemos.

Después de un par de vueltas es la hora de añadir el agua. El arroz basmati lleva 3 partes de agua por cada una de arroz, así que yo os recomiendo que vayáis echando los 250 g de arroz en un vaso antes de añadirlo a la olla. Es decir, si obtenéis 2 vasos de arroz, tendréis que echar 6 vasos de agua.

Dejamos que el arroz cueza hasta que haya absorbido toda el agua (unos 15 minutos) y lo dejamos reposar otros 5 antes de servir. Emplatamos el pollo, la salsa y el arroz y podemos decorar con unas hojas de perejil. ¡A comer!

quesadillas-de-pollo

Receta rápida de quesadillas de pollo

Las quesadillas de pollo son un plato típico de la cocina mexicana, pero la verdad es que son tan fáciles de hacer y están tan ricas que cualquiera puede hacerlas en casa. ¡No tienen ninguna complicación!

Además, es un plato muy barato y muy rápido de hacer. Podéis dejar el pollo cocido del día anterior y os servirá para hacer una comida nada más llegar a casa después de una dura jornada de trabajo.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 pechuga de pollo
  • 10 tortillas de trigo
  • Queso en lonchas
  • Salsa de tomate
  • 1 cebolla
  • 1 ajo
  • Sal
  • Aceite de oliva

Lo primero de todo es cocer el pollo. Primero limpiamos la pechuga y le quitamos la grasa que podamos. Colocamos la pechuga en una olla junto con la cebolla cortada a la mitad, el ajo pelado y una pizca de sal.

Cubrimos con agua el interior de la olla, añadimos un chorro de aceite de oliva y la ponemos al fuego. A fuego alto y con la olla tapada dejamos que hierva. Cuando lo haga, destapamos sin bajar el fuego y dejamos que siga cociéndose durante 20 minutos.

Una vez esté listo el pollo lo retiramos de la olla y lo hacemos trozos. Dejamos que enfríe cerca de una ventana para poder manipularlo. Cuando haya enfriado viene la parte tediosa: deshebrar el pollo con las manos. También podéis hacerlo en la picadora, pero a mano queda mejor.

En un bol, mezclamos el pollo con 3 o 4 cucharadas de salsa de tomate. Por otra parte, cogemos las tortillas de trigo y las colocamos en una sartén, directamente y sin aceite, a que se calienten a fuego lento.

Les damos un par de vueltas y troceamos encima las lonchas de queso, solo en la mitad de las tortillas, ya que luego las doblaremos a la mitad. Cuando el queso esté casi derretido incorporamos el pollo por encima del queso y doblamos la tortilla.

Repetimos esta operación con el resto de las tortillas. Es muy importante consumir las quesadillas al momento de hacerlas. Podemos acompañarlas con alguna salsa como el guacamole o el pico de gallo. ¡A comer!

redondo-de-ternera-en-salsa

Redondo de ternera en salsa casera

El redondo de ternera  es una comida muy rica y fácil de preparar. Triunfa allá donde la llevemos y nos servirá, tanto para hacer una comida diaria de lo más normal como para una ocasión especial.

En mi casa, por ejemplo, esta receta suele hacerse en Navidad o para los cumpleaños, aunque como es una receta tan rica, también la solemos comer entre semana. Haceos con un buen redondo de ternera y tendréis la clave para este guiso.

De todas formas, si no os gusta la ternera o se os va un poco de presupuesto, podéis hacer esta misma receta con lomo de cerdo, pollo o pavo.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 redondo de ternera
  • 3 cebollas
  • 6 zanahorias
  • 1 pimiento verde
  • 1 bote grande de guisantes
  • 1 lata de champiñones enteros
  • 1 cerveza
  • Vino blanco
  • 1 cucharadita de maizena
  • Sal
  • Pimienta
  • 2 ajos
  • Perejil
  • Aceite de oliva
  • Hilo de cocina
  • Para acompañar: puré de patatas.

Lo primero que tenemos que hacer es preparar nuestra carne para hacer el guiso. Para esto, salpimentamos la carne; cogemos hilo de cocina y lo enrollamos alrededor del redondo, para asegurarnos de que no pierde su jugo.

Una vez hecho esto, cogemos la olla donde haremos el guiso y cubrimos el fondo con aceite. Lo ponemos a calentar a fuego medio y, cuando esté listo, sellamos la carne, es decir, la mantenemos al fuego 1 minuto por cada lado, hasta que coja un color blanquecino.

Retiramos la carne del fuego y, si hace falta, añadimos un poco más de aceite para pochar las verduras. Echamos los dos dientes de ajo, las cebollas, las zanahorias y los pimientos en trozos grandes, ya que después lo trituraremos todo.

Dejamos que se pochen las verduras durante unos 15 minutos a fuego medio, mientras añadimos una cerveza y un chorrito de vino. Incorporamos la cucharadita de maizena y el perejil.

Cuando haya pasado ese tiempo, incorporamos la carne y tapamos la olla. Bajamos el fuego al mínimo y dejamos que se cocine todo durante 1 hora. De vez en cuando removemos para que no se pegue todo.

Después de la hora de cocción, retiramos la carne de la olla y añadimos un poco de agua a las verduras. Trituramos lo que será la salsa con ayuda de una batidora y, cuando tengamos la textura que queremos, añadimos los guisantes y los champiñones.

Si queréis la salsa más líquida solo tendréis que añadir un poco de agua a la olla. Volvemos a meter dentro la carne y la bañamos bien en la salsa. Finalmente, solo nos quedará sacar la carne de la olla cuando vayamos a servir y cortarla en rodajas.

Para acompañar a este plato yo siempre hago un poco de puré de patatas, que combina a la perfección con este guiso de carne.

 
tacos-dorados-

Receta mexicana: tacos dorados de pollo

Hoy os traemos una maravillosa receta mexicana que a mi, personalmente, me encanta: tacos dorados. Es verdad que da un poco de trabajo hacerlos porque tienes que estar pendiente de muchas cosas, pero el resultado es impresionante.

Los ingredientes son sencillos de conseguir, por lo que en cualquier supermercado podréis encontrarlos y hacer una cena mexicana maravillosa.

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 pechugas de pollo
  • 2 cebollas
  • 4 ajos
  • 5 cucharadas de salsa de tomate
  • 10 tortillas de trigo
  • 1 mozzarella
  • Salsa guacamole
  • 2 tomates
  • Un cuarto de cebolla
  • Unas hojas de lechuga
  • Queso en polvo
  • Salsa picante tipo Tabasco
  • Ketchup
  • Sal
  • Cilantro
  • Aceite de oliva
  • Aceite de girasol
  • Palillos

Lo primero es poner a cocer las pechugas de pollo en una olla junto con una cebolla y media, los cuatro ajos pelados y un chorrito de aceite de oliva. Cubrimos bien de agua y lo ponemos, tapado, a fuego alto hasta que hierva.

Una vez que hierva, lo destapamos y dejamos el fuego al máximo durante 20 minutos más. Cuando esté listo, sacamos el pollo de la olla y lo ponemos en un plato a enfriar (podemos cortarlo y ponerlo en una ventana para que el proceso sea más rápido).

A continuación, tendremos que preparar el guacamole. En un plato, ponemos 1 aguacate y lo machacamos con un tenedor. Después añadimos cilantro, un poco de tomate y cebolla, guindillas, sal y lima.

Podemos también adelantar trabajo cortando los tomates en tiras y el cuarto de cebolla también. Por otra parte, cogemos la lechuga y la cortamos también en tiras. Reservamos todo en un plato.

Cuando el pollo esté frío viene la parte pesada de la receta: hay que deshebrar el pollo. Yo lo hago a mano, lleva un poco de tiempo, pero queda muy bien. Cuando esté todo, echamos encima las 5 cucharadas de salsa de tomate y removemos, hasta que el pollo quede rojo.

A continuación, rellenamos las tortillas de maíz con el pollo con tomate y hacemos rollitos. Ponemos un par de palillos cortados a la mitad para sujetar los tacos y ponemos aceite de girasol a calentar en una sartén.

Solo harán falta unos 5 minutos al fuego para que las tortillas se doren. Cuando estén las ponemos sobre unos papeles absorbentes durante un par de minutos. Colocamos los 10 tacos en una fuente y nos disponemos a emplatar.

Lo primero es hacer trocitos la mozzarella. La colocaremos de forma regular por los diez tacos. Encima de la mozzarella colocamos la salsa guacamole. Por encima de esta  salsa ponemos las verduras: el tomate, la cebolla y la lechuga cortadas en tiras.

Finalmente, decoramos con unas gotitas de tabasco, el queso en polvo por encima y unas rayas de ketchup por último. Si queremos, podemos acompañar esta receta con alguna salsa como el pico de gallo.

Receta fácil de pollo en pepitoria

El pollo en pepitoria es una receta clásica de la cocina española. La receta original se solía preparar con gallina, pero por precio y comodidad para encontrar la carne en esta ocasión os ofrecemos la variante con pollo.

Este plato nos permite preparar una comida completa que, por lo menos a mí, en la mayoría de las ocasiones me resuelve un par de comidas. Si tenéis una cena en casa, no os compliquéis, con esta receta triunfaréis y no perderéis ni mucho tiempo ni mucho dinero.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 pollo troceado
  • 1 cebolla grande
  • 3 o 4 cucharadas de maizena (si no tenéis, podéis usar harina)
  • 1 huevo cocido
  • Almendras tostadas
  • 1 cerveza
  • Vino
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Ajo
  • Perejil

Lo primero que debemos hacer es salpimentar el pollo y enharinarlo. A continuación, cubrimos el fondo de una pota con aceite de oliva para freír el pollo un par de minutos; más o menos hasta que se dore por todos los lados. Retiramos el pollo de la pota y reservamos.

En esa misma pota, añadimos la cebolla muy picadita, la salamos y la pochamos poquito a poco a fuego medio. En esta receta, es muy importante que la cebolla quede muy pochada. Cuando le queden 5 minutos para estar lista, añadimos en la pota un pisado de ajo y perejil que prepararemos en un mortero.

Damos un par de vueltas a la mezcla y la dejamos que se cocine durante 5 minutos más. Una vez pasado el tiempo, se le añade un chorrito de vino y la cerveza; removemos bien y esperamos a que hierva el alcohol para que se evapore.

Añadimos el pollo a la cazuela, lo colocamos y esperamos a que hierva; una vez que lo haga, bajamos el fuego y tapamos la pota. Dejamos que todo se cocine durante más o menos media hora.

Un truco que podéis usar para saber cuándo el pollo está listo es ir viendo si la carne del pollo se separa de la piel y el hueso. Mientras tanto, damos vueltas con una cuchara de palo.

Mientras el pollo termina de cocinarse, cocemos el huevo durante 10 minutos en una olla aparte. Cuando esté listo, en un mortero, troceamos las almendras y añadimos ahí la yema del huevo, picada muy finita. Añadimos esta mezcla a la pota y dejamos que se cocine durante 2 o 3 minutos más.

Para no desaprovechar la clara cocida del huevo, podemos picarla también en trozos más grandes y servirla en un bol pequeño, aparte del guiso.

Como sugerencia para acompañar este plato, mi combinación perfecta es con el puré de patatas. Si queréis hacer un complemento fácil y especial para este plato podéis consultar la receta de puré de patatas casero en este otro post.

¡Buen provecho!

Receta de zorza gallega

La zorza gallega es una receta tradicional que se elabora con el lomo de cerdo cortado en cachitos. Se corta la carne en cuadrados y se adoba con especias y aceite. Se suele acompañar de patatas fritas, pero también se puede comer sola (a modo de tapa) o hacer con ella una empanada.

Lo único que debéis tener en cuenta es que tendréis que hacerla de un día para otro, porque necesita reposar para que se mezclen los sabores. Aún así, ¡la espera vale la pena! Además, el precio de este plato es muy barato, ya que generalmente se prepara con carne de cerdo (si no os gusta, también se puede preparar con ternera).

Ingredientes para 4 personas:

  • 800 g de lomo de cerdo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 o ½ cucharadita de pimentón picante (al gusto)
  • 3 o 4 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • Vino blanco
  • Orégano
  • Perejil
  • Sal
  • Aceite de oliva

Lo primero que tenemos que hacer para preparar nuestra zorza es cortar el lomo de cerdo en cuadraditos. Es importante que no sean muy grandes, para que se frían mejor.

Colocamos los trozos de carne en un bol y los salamos. Pelamos los ajos y los cortamos en láminas; los añadimos al bol y removemos con una cuchara de palo.

Ahora es el momento de incorporar las dos cucharaditas de los pimentones y un buen chorro de aceite de oliva (suave o virgen extra, como queráis).

Volvemos a remover y, por último, añadimos la hoja de laurel, el orégano, el perejil y  un chorrito de vino blanco. Le damos vueltas un par de minutos y rectificamos la mezcla, si es necesario.

Una vez hecho todo, tapamos el bol de la zorza con un papel film y lo metemos en la nevera.

Es muy importante que el bol repose durante al menos 24 horas, ya que en este momento es cuando todos los sabores se mezclan.

Finalmente, al día siguiente, sacamos la zorza del frigorífico 15 minutos antes de freirla para que esté a temperatura ambiente.

Ponemos una sartén a calentar. No nos hace falta echarle aceite, porque la zorza ya lleva suficiente. A fuego alto, freímos la carne dándole muchas vueltas para que no se queme.

Retiramos y emplatamos. Tanto la carne como la salsita que están buenísimas, ¡probadlas!

Cómo hacer brochetas de lomo de cerdo

Para los amantes de las parrilladas de todo tipo, hoy os presentamos esta receta de brochetas de lomo de cerdo y verduras. Es ideal para cuando os entren las ganas de hacer un churrasco y no podáis salir por ahí a hacerlo.

Además, las brochetas son un plato muy completo y sano, ya que al llevar carne y verduras proporcionan el aporte calórico justo para cualquier comida.

Además, permiten muchas variaciones en cuanto a la guarnición: podéis acompañarlas de patatas fritas o de una ensalada. Incluso, también podéis probar a mezclarlas con salsas diferentes.

Ingredientes para 4 personas:

  • ½ kilo de lomo de cerdo
  • 8 tomates cherry
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla morada
  • ½ calabacín.
  • Sal
  • Ajo
  • Perejil
  • Aceite de oliva
  • Palos de madera o de acero para brochetas

Lo primero que debemos hacer es cortar la carne en cuadraditos y adobarla con un pisado de ajo, sal, perejil y un chorrito de aceite de oliva. Ponemos los trozos en un bol con el pisado y lo dejamos reposar mientras cortamos el resto de los ingredientes.

Lavamos los tomates cherry y reservamos. Cortamos la cebolla y los pimientos rojo y verde en cuadrados y reservamos también. Por último, cortamos el calabacín en rodajas. Salamos todas las verduras y las colocamos para después pincharlas junto a la carne.

Cuando la carne haya cogido el sabor del pisado y las verduras estén cortadas, comenzamos a preparar nuestras brochetas. Os recomiendo que nunca pongáis el tomate de primero, ya que corréis el riesgo de que se desparrame.

En un palo para brochetas colocamos un trozo de cebolla, un trozo de pimiento verde y otro rojo, un tomate cherry, una rodaja de calabacín y un trozo de carne. Repetimos esta serie de ingredientes dos veces en cada palo.

Finalmente, solo nos queda cocinar nuestras brochetas: podemos hacerlas en una plancha, en una sartén o al horno, como prefiramos. En la plancha y en la sartén solo hay que dejar que la carne se cocine y, cuando la pinchemos con un cuchillo y esté a nuestro gusto, la retiramos del fuego.

En el horno, debemos precalentarlo a 180º y, cuando esté listo, dejar ahí las brochetas sobre unos 15 minutos. Es cierto que, al horno, las verduras quedan mucho más ricas.

Para acompañar nuestras brochetas podemos freír patatas o hacer arroz cocido; sin embargo, lo que más pega con este plato son las salsas; si queréis cambiar un poco, aquí os dejo otros post sobre cómo hacer salsa rosa, cómo preparar guacamole o, la que en mi opinión más casa con este plato, cómo hacer salsa barbacoa casera¡Y a mojar!

* Foto propiedad de kiwilimon.com