Recetas de Aperitivos

arepas de pollo con aguacate y mayonesa

Receta de arepas con pollo, aguacate y mayonesa

Hace unos días os presentamos la receta para hacer masa de arepas y como no queremos que os quedéis sin saber de qué las podéis rellenar, hoy os traemos estas ricas arepas de pollo con aguacate y mayonesa.

También llamadas arepas "Reina Pepiada" son unas de las arepas más comunes y ricas de la gastronomía venezolana. Además, serán ideales para vosotros si estáis buscando un entrante original para una cena o una comida.

Ingredientes para 4 personas:

  • Para la masa para arepas (nos dará unas 15 porciones):
    • 3 tazas de harina de maíz (tipo marca PAN)
    • 2 tazas y ½ de agua tibia
    • ½ taza de leche
    • Sal
  • ½ kg de pollo
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 aguacates maduros
  • Queso Emmental rallado
  • Tabasco (opcional)
  • Sal
  • Aceite de girasol
  • Para la mayonesa:
    • 1 huevo
    • Aceite de girasol
    • Medio limón
    • Sal

Lo primero que haremos será poner a cocer el pollo. En una olla ponemos el medio kilo de pollo, la cebolla pelada y cortada a la mitad y los ajos, también pelados y cortados a la mitad. Cubrimos con agua y dejamos que cueza a fuego medio unos 20 minutos, a partir de que empiece a hervir.

Mientras se cuece el pollo nos dedicaremos a preparar la masa de las arepas; mezclamos en un bol grande el agua, un poco de leche y la sal y le vamos añadiendo la harina de maiz hasta que quede una masa compacta. Hacemos bolitas con la masa, las aplastamos y las freímos o hacemos al horno.

Para seguir, debemos hacer la mayonesa. Aunque yo no soy muy partidaria de hacer esta salsa con aceite de girasol, lo cierto es que, en esta receta, si la hacemos con aceite de oliva el sabor quedará demasiado fuerte y eclipsará el resto de ingredientes.

Preparamos la mayonesa con un huevo, el aceite, un chorrito de limón y sal. Yo os recomiendo que, si queréis darle un toque picante al plato, echéis un poco de tabasco en la mayonesa.

Después nos pondremos con los aguacates. Los pelamos, les quitamos el hueso, machacamos la carne en un bol con ayuda de un tenedor y reservamos. Cuando el pollo esté cocido lo pasaremos a otro bol y, con las manos o la herramienta de amasar de la batidora, lo deshilacharemos.

Cuando esté listo, incorporaremos el pollo al bol con el aguacate y añadiremos un par de cucharadas o tres de mayonesa. Removemos todo bien durante un par de minutos y ya estará listo.

Para terminar, una vez que pongáis las arepas en la mesa, tened en cuenta que deben ser los propios comensales los que  las armen. Colocaremos las arepas en un plato y el relleno en otro bol. Ponemos un poco de queso Emmental rallado en un plato y acompañamos con alguna salsa picante.

Huevos rellenos de surimi con salsa rosa

Huevos rellenos de mejillones y surimi con salsa rosa

Los huevos rellenos se pueden preparar de mil y una maneras, y todas están buenísimas. Es una comida fresquita y que podemos dejar preparada del día anterior, ideal para verano. Por eso, hoy os queremos presentar una receta de huevos rellenos de mejillones y surimi con salsa rosa.

Es una receta tan fácil y rica que podemos comerla en casi cualquier situación: nos podemos llevar los huevos rellenos para comer en la playa o en la piscina, o también prepararlos como primer plato o como entrante para una comida.

Ingredientes para 4 personas:

  • 12 huevos
  • 3 latas de mejillones en escabeche
  • 1 bolsa de surimi rallado
  • Para la salsa rosa:
    • 1 huevo
    • Aceite de oliva suave o girasol
    • Medio limón
    • Mostaza
    • Ketchup
    • Tabasco
    • Sal
  • Sal
  • Unas hojitas de lechuga

Lo primero que haremos será cocer nuestra docena de huevos. En una olla, ponemos primero los huevos, echamos un poco de sal y cubrimos bien con agua. Ponemos la olla a fuego alto y la tapamos.

Cuando el agua hierva, contaremos 10 minutos hasta que los huevos estén cocidos. Cuando haya pasado ese tiempo, escurrimos el agua de la cocción y volvemos a llenar la olla con agua fría, para que se enfríen los huevos y sea más fácil pelarlos.

Lo siguiente que prepararemos será la salsa rosa. Primero hacemos una mayonesa con huevo, aceite y sal y a continuación añadimos limón, ketchup, mostaza y tabasco. Si no tenéis muy claro cómo se hace, podéis consultar nuestra receta de salsa rosa casera.

Cuando tengamos lista la salsa rosa, vertemos en ella un poco del escabeche que llevan los mejillones; el resto que sobre de esa lata y de las otras dos lo escurrimos. A continuación, echamos los mejillones en la salsa rosa y trituramos con ayuda de la batidora, hasta que no queden grumos de los mejillones.

Ponemos la mezcla de la salsa rosa y los mejillones en un bol y ahí añadimos el surimi rallado o picado. Mezclamos todo bien y reservamos. Pelamos los huevos y les damos a todos un corte a la mitad.

Retiramos todas las mitades de yema de los huevos y las deshacemos un poco con los dedos. Incorporamos al bol con el resto de ingredientes y volvemos a remover.

Lo último que nos queda en colocar nuestros medios huevos en una bandeja e ir rellenándolos poco a poco con ayuda de una cuchara. Picamos un poco de lechuga y la ponemos encima o debajo de los huevos rellenos. ¡Y a comer!

sandwiches fríos

Emparedados fáciles para cualquier ocasión (parte 2)

Como ya os adelantamos en la entrada anterior, los emparedados son un imprescindible de las comidas y cenas de verano; son fresquitos y pegan con todo. Además, también son maravillosos como entrante por si tenemos una comida en casa y no sabemos qué preparar de primero.

Hoy os presentamos estos tres emparedados, todos muy fáciles de hacer: un emparedado de atún y lechuga, otro emparedado especial de jamón york y queso y un emparedado de mejillones con salsa rosa y surimi.

Ingredientes para 4 personas 

  • 12 rebanadas de pan de molde (con o sin bordes)
  • 100 g de atún
  • 1 lechuga
  • 50 g de jamón york
  • 50 g de queso
  • 50 g de mantequilla
  • 50 g de mostaza
  • 50 g de surimi o palitos de cangrejo
  • 1 lata de mejillones en escabeche
  • Para la mayonesa:
    • 1 huevo
    • Aceite de oliva suave o girasol
    • Medio limón
    • Sal
  • Para la salsa rosa:
    • 1 huevo
    • Aceite de oliva suave o girasol
    • Medio limón
    • Mostaza
    • Ketchup
    • Tabasco
    • Sal
    • Brandy o coñac (opcional)

Antes de empezar a preparar ls emparedados, lo primero es sacar la mantequilla de la nevera, para que cuando la utilicemos tenga una textura suave. Lo siguiente será preparar las salsas: haremos una mayonesa con un huevo, aceite, sal y limón y con ayuda también de la batidora.

Separamos la mitad de la mayonesa en un bol y dejamos el resto en el vaso de la batidora. A esta mayonesa que queda en el vaso le añadimos ketchup, mostaza, tabasco y, si queréis brandy. Lo pasamos por la batidora y lista la salsa rosa.

Emparedado de atún y lechuga.

Cogemos unas cuantas hojas de lechuga crujiente (tipo iceberg) y la cortamos en jualiana en trozos pequeños. Hacemos lo mismo con el atún, lo desmigamos. A continuación, mezclamos los ingredientes en el bol con la mayonesa y removemos con una cuchara hasta que todo se mezcle bien.

Colocamos 4 rebanadas de pan de molde para hacer 2 sándwiches y untamos la capa de abajo con la mezcla del bol. Por encima, podemos echarle unos trozos de manzana o piña que le darán un toque dulce. Cortamos en triángulos y servimos.

Emparedado de jamón york y queso especial.

Para este emparedado, debemos coger la mantequilla que previamente habíamos sacado de la nevera y batirla en un bol pequeño, con ayuda de una cuchara o un tenedor. Cuando hayamos conseguido una textura cremosa añadimos mostaza al gusto (unas 2 cucharaditas) y volvemos a remover hasta que se ligue la salsa.

Untamos las 4 rebanadas de pan de molde con las que haremos los dos sándwiches con la salsa de mostaza. Por encima, ponemos una loncha de jamón york y otra de queso. Cortamos en triángulos y servimos.

Emparedado de mejillones con salsa rosa y surimi.

En el vaso con la salsa rosa que preparamos, echamos los mejillones y los trituramos con la batidora; así los mejillones y la salsa rosa formarán una salsa muy rica. A continuación cogemos los palitos de cangrejo o surimi y, si no lo hemos comprado rallado, lo pasamos por la picadora.

Cogemos las 4 capas de pan de molde y las untamos con un poco de la salsa rosa de mejillones. Por encima de dos rebanadas, echamos el surimi rallado y tapamos con las otras dos rebanadas. Cortamos y ¡a comer!

emparedados fríos

Emparedados fáciles para cualquier ocasión (parte 1)

Los emparedados de cualquier tipo son un clásico. Ya sea para una fiesta infatil de cumpleaños o como entrante para una cena en casa siempre son un acierto. Además son tan fáciles de preparar que se pueden hacer en cualquier momento.

Hoy os presentamos tres maravillosos emparedados: uno de salmón y salsa tártara, otro de pavo y manzana y, por último, otro de anchoas y huevo duro. Cualquiera de estos sándiwiches es perfecto para una cena fresquita de verano.

Ingredientes para 4 personas:

  • 12 rebanadas de pan de molde (con o sin bordes)
  • 100 g de salmón
  • 1 aguacate pequeño
  • Para la salsa tártara:
    • Mayonesa:
      • 1 huevo
      • Aceite de oliva suave o girasol
      • Medio limón
      • Sal
    • 5 pepinillos
    • 3 o 4 alcaparras
    • 1 huevo
    • 1 diente de ajo pequeño
    • Perejil
    • 1 trozo pequeño de cebolla
    • 1 cucharadita de mostaza
  • 100 g de pavo
  • 1 lechuga
  • 1 manzana verde
  • 2 latas de anchoas
  • 2 huevos cocidos

Emparedado de salmón y salsa tártara

Para este emparedado empezamos por preparar una mayonesa para la salsa tártara: con un huevo, un buen chorro de aceite, sal y un poco de zumo de limón en la batidora conseguiremos una mayonesa casera buenísima.

Cuando la tengamos lista, picamos los pepinillos, las alcaparras, un diente de ajo pequeño, el perejil y la cebolla y los añadimos a la mayonesa, removiendo con una cuchara. A continuación rallamos un huevo cocido y lo añadimos junto con una cucharadita de mostaza.

Lo siguiente es pelar el aguacate y machacar la carne con un tenedor. Salamos un poco y reservamos. Si queréis darle un toque diferente, podéis echarle al aguacate algo de cilantro y lima.

Finalmente, cogemos 4 rebanadas de pan de molde para hacer dos emparedados. Ponemos una primera capa de aguacate, cortamos un par de tiras de salmón y las colocamos también. Para acabar, untamos la rebanada superior con un poco de salsa tártara.

Emparedado de pavo y manzana

Lo primero es cortar las lonchas de pavo en tiras o cuadraditos. A continuación, pelamos la manzana y la cortamos también en trozos finos. Picamos la lechuga en juliana y la incorporamos también. Ponemos todo en un bol y le echamos un poco de mayonesa mezclada previamente con una cucharadita de mostaza.

Cogemos 4 rebanadas de pan de molde para hacer dos sándwiches rellenos de la mezcla anterior. Cortamos los dos sándwiches en triángulos y los metemos un poco en la nevera para que estén bien fresquitos.

Emparedado de anchoa y huevo duro

Lo primero es hacer la mayonesa. Cuando la tengamos lista, rallamos los huevos cocidos en un bol y picamos en trozos (lo más pequeños posible) las anchoas. A continuación, mezclamos la mayonesa con el huevo y las anchoas y removemos con una cuchara para que se mezcle bien todo.

Lo siguiente es cortar la lechuga en juliana, en tiras finas. Cogemos 4 rebanadas de pan de molde para hacer dos sándwiches. Untamos la primera rebanada con una capa de la mayonesa, el huevo y las anchoas.

Encima de esta mezcla, colocamos una capa de lechuga; finalmente, untamos la otra rebanada con un poco de mayonesa, sola o mezclada con el resto de ingredientes, ¡como más nos guste!

Tostada de aguacate y pico de gallo

Tostadas de aguacate con pico de gallo

Las tostadas de aguacate con pico de gallo son ideales, ya sea para preparar un entrante diferente para una comida o cena, o ya sea para comer a diario, por ejemplo a la hora de cenar. Este es un plato muy completo y saludable, que nos ayudará, sobre todo en verano, a hacer cenas frías y ligeras.

Además, en este caso, salvo los aguacates, el resto de los ingredientes solemos tenerlos en casa, así que tampoco nos supondrá un gran gasto en el supermercado; lo que se dice un plato completo.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 hogaza de pan (pan redondo)
  • 3 aguacates, lo más maduros posible
  • Para el pico de gallo:
    • 4 tomates rojos maduros
    • Media cebolla
    • Jalapeños verdes
    • 1 puñadito de hojas de cilantro
    • Zumo de 1 lima
    • Sal
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 diente de ajo
  • Crema de vinagre de Pedro Ximénez

Lo primero que haremos será tostar el pan para que cuando vayamos a preparar el plato esté ya frío o, por lo menos templado. Si utilizáis una hogaza de pan quedará mucho mejor, porque podréis darle un corte redondo; si no conseguís una hogaza de pan, podéis hacer las tostadas perfectamente con una barra de pan normal.

Una vez tostado el pan, nos disponemos a preparar el pico de gallo; los aguacates los dejaremos para el final para que no se oxiden. Para el pico de gallo, pelamos los tomates, los cortamos en dados pequeños y los echamos en un bol. A continuación pelamos y cortamos la cebolla también en trozos pequeños y la añadimos al mismo recipiente.

Por otra parte, picamos los jalapeños y los añadimos. Salamos los ingredientes del bol y removemos. Exprimimos una lima e incorporamos el zumo al bol con los ingredientes. Por último, picamos las hojas de cilantro, las añadimos y volvemos a remover. Reservamos.

A continuación, pelamos los aguacates y retiramos el hueso del centro. Ponemos la carne de los aguacates en un plato y la machacamos con ayuda de un tenedor. Cuando tengamos una pasta uniforme, echamos sal y un poco de zumo de lima y reservamos.

Lo último que nos queda antes de montar nuestras tostadas es darle un toque de ajo al pan. Cortamos un diente de ajo por la mitad y lo restregamos un poco sobre el pan; no mucho, porque si no todo sabrá a ajo.

Una vez hecho este paso, empezamos a montar nuestras tostadas. Por encima del pan, colocamos el aguacate machacado. Encima del aguacate ponemos la salsa pico de gallo que habíamos preparado.

Finalmente, aliñamos la tostada con un chorrito de aceite de oliva y unas gotas de la crema de vinagre. Decoramos con una hoja de cilantro o perejil y ya tendremos preparado un entrante de excepción.

Aguacates-Rellenos

Aguacates rellenos: receta vegetariana

Los aguacates son una fruta que podemos usar de mil y una maneras. Con ellos, podemos preparar platos tan ricos como frescas ensaladas, salsa guacamole o aguacates rellenos de atún y surimi con salsa rosa, por ejemplo.

Sin embargo hoy os queremos traer una receta vegetariana, muy ligera, perfecta para los calurosos días de verano o para hacer un entrante original en una cena: aguacates rellenos de verduras y piña.

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 aguacates maduros
  • 2 tomates
  • 1 lima y ½
  • ½ piña
  • 1 cebolla morada
  • Cilantro
  • Jalapeños verdes
  • Picatostes de pan
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

El primer paso es quitar la carne de los aguacates. Para esto, con ayuda de una cuchara y con cuidado de no romper la monda del aguacate, quitamos la carne de dentro y la reservamos en un plato junto con los huesos de los aguacates. Limpiamos bien las mondas y las reservamos.

Lo siguiente es cortar la carne de nuestros aguacates en dados, del tamaño que más nos gusten. Es muy importante que, cuando estemos trabajando con el aguacate, siempre pongamos los huesos encima, para que no se oxiden.

Para hacer una salsa que nos servirá como decoración final, retiraremos una pequeña parte de la carne del aguacate y la machacaremos en un bol con ayuda de un tenedor. A este bol añadimos el zumo de media lima, los jalapeños verdes y un poco de sal. Removemos y reservamos.

A continuación, pelamos y cortamos el tomate; si podemos hacerlo encima de un recipiente que guarde el juego del tomate mejor que mejor, así tendremos un aliño final increíble. Repetimos la operación con la cebolla y la piña.

En el bol donde teníamos nuestros dados de aguacate añadimos los trozos del tomate, la cebolla y la piña. Salamos y removemos un par de veces para que se mezclen los ingredientes.

Para hacer el aliño cogeremos un bol donde pondremos el jugo del tomate (si lo hemos conseguido), el zumo de 1 lima, el cilantro picado, un chorrito de aceite de oliva virgen extra y un poco de sal. Removemos todo con una cucharita y añadimos el aliño al bol de las verduras.

Con ayuda de una cuchara, rellenamos las mondas de los aguacates con la mezcla de las verduras y el aliño y, para decorar, ponemos  por encima un poco de la salsa que habíamos preparado con el aguacate machacado y los jalapeños, que le darán un toque picante.

Finalmente, colocamos encima un par de picatostes de pan, que le darán un toque crujiente a la receta. ¡Y listo!

 

Cómo hacer pastel de cabracho casero

El pastel de cabracho es una receta maravillosa, fácil y muy rica. Además, es ideal para preparar un aperitivo especial o un primer plato diferente. Es muy  ligero y combina muy bien con cualquier carne que podamos preparar de segundo.

Lo único en lo que tendréis que invertir un poco es en el cabracho. Aunque no es de los pescados más caros, no es muy fácil de encontrar y tendréis que esperar a que esté en época para comprar un cabracho rico. Si no lo encontráis, siempre podréis usar esta receta para hacer pastel de merluza, de rape o del pescado que más os guste.

Ingredientes para 1 pastel de cabracho:

  • 1 kg de cabracho
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 5 huevos
  • 3 pimientos del piquillo
  • 250 ml de nata
  • 2 cucharadas de salsa de tomate
  • 1 hoja de laurel
  • 1 vaso de vino blanco
  • Mantequilla
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta
  • Sal

Lo primero es cocer durante 15 minutos la zanahoria, el puerro, la cebolla entera y la hoja de laurel junto con la sal, la pimienta, un chorrito de aceite de oliva y el vaso de vino blanco.

Cuando pasen los 15 minutos, añadimos el kilo de cabracho a la pota y dejamos que cueza durante 15 minutos más. Una vez esté cocido, lo sacamos y lo escurrimos, dejamos enfriar y desmigamos el pescado.

Es muy importante que no tiremos el caldo de la cocción, ya que lo usaremos  para darle consistencia y sabor al pastel. En la misma cazuela ya vacía echamos la nata y la calentamos a temperatura baja durante 5 minutos. Añadimos un chorrito del caldo anterior y dejamos enfriar.

En una jarra para batidoras, trituramos los pimientos del piquillo hasta que se deshagan completamente. En un bol batimos los huevos y, a continuación, añadimos las dos cucharadas de salsa de tomate.

Juntamos los pimientos con los huevos, removemos y añadimos toda la mezcla a la cazuela con la nata. Una vez ahí, añadimos el pescado desmigado también a la cazuela. Batimos durante 5 o 10 minutos hasta que se forme una pasta fina como un paté. Si es necesario, corregimos la sal y la pimienta.

Untamos un molde con mantequilla y espolvoreamos por encima un poco de pan rallado. Llenamos el molde con el paté y lo colocamos con ayuda de una espátula. Mientras tanto, ponemos el horno a calentar.

Cuando el horno esté a temperatura, dejamos que nuestro pastel se hornee durante 40 minutos a 180 grados. Cuando haya pasado el tiempo, retiramos del horno y dejamos enfriar. Lo último que nos queda es desmoldar nuestro pastel con ayuda de un cuchillo de mantequilla y colocarlo en una fuente.

La receta clásica se suele servir con tostaditas de pan para untar el pastel y se suele acompañar de salsa rosa. Atreveos a probarlo, aunque pueda parecer un poco complicado, el resultado es estupendo ¡y el pastel está buenísimo!

Volovanes rellenos especiales para fiestas

Los volovanes rellenos son un clásico aperitivo de las cenas navideñas o de los cumpleaños. Personalmente, os puedo decir que triunfan en cualquier mesa y si los combinamos, por ejemplo, con un paté de marisco, tendremos unos entrantes ricos, diferentes, baratos y, sobre todo, muy fáciles de hacer.

Lo único que necesitáis es echarle un poco de imaginación; aunque hoy os presentamos una receta que combina muy bien todos sus ingredientes, si se os ocurre alguno nuevo podéis añadirlo sin problemas. Los volovanes tienen eso de bueno, se pueden rellenar de cualquier cosa.

Ingredientes para 25 volovanes:

  • 2 o 3 cajas de volovanes (de los más pequeñitos que haya en el supermercado)
  • 2 latas de atún pequeñas
  • 1 lata de aceitunas sin hueso
  • 1 huevo cocido
  • 6 palitos de cangrejo
  • 1 manzana verde (ácida y crujiente)
  • Para la salsa rosa:
    • 1 huevo
    • Aceite de oliva suave o girasol
    • Medio limón
    • Mostaza
    • Ketchup
    • Tabasco
    • Sal
    • Brandy o coñac

La clave de esta receta es picar todos los ingredientes muy pequeñitos y muchas veces. De esta forma se mezclarán mejor y obtendremos más o menos la misma cantidad de cada uno en un volovan.

Lo primero que debemos hacer es preparar la salsa rosa. Con un huevo, un poco de aceite y el zumo de un cuarto de limón, montamos una mayonesa. A continuación añadimos ahí el ketchup, la mostaza, el tabasco y el coñac. Batimos y reservamos en la nevera.

Si es la primera vez que hacéis una salsa rosa, podéis consultar la receta completa para hacer salsa rosa casera en este otro post.

Lo siguiente que debemos hacer es picar todos los ingredientes. Como ya os dije, los palitos de cangrejo, la manzana y las aceitunas, en trozos muy pequeños y muy picados. El atún podemos desmenuzarlo mucho con los dedos, y el huevo cocido, lo mejor es rallarlo.

Una vez tenemos todo picado, lo echamos en un bol y le damos unas vueltas con una cuchara. Con esa misma cuchara, cogemos 3 cucharadas de salsa rosa y las añadimos al bol. Removemos bien para que la salsa se mezcle y solo nos queda rellenar nuestros volovanes.

Para presentarlos, lo mejor es ponerlos en una fuente; solo nos queda decorar, por ejemplo, con unas gotitas de mostaza, unas aceitunas picadas, una ramita de perejil o un poco del huevo rallado que nos sobre. ¡Y listos para comer!

Receta fácil de mejillones tigre

Los mejillones tigre son un aperitivo de marisco buenísimo y muy barato. Para prepararlos solo necesitas una sartén y tener maña limpiando los mejillones.

Los mejillones son muy ricos en hierro y nos ayudan a llevar una dieta equilibrada. Además de ser un aperitivo, muchas veces podemos tenerlos congelados y, junto con una ensalada, nos pueden hacer una comida completa.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 kg de mejillones
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • 1 huevo
  • 3 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • Harina
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Perejil
  • Para la bechamel:
    • 700 ml de leche
    • 80 gr de harina
    • 70 ml de aceite de oliva
    • sal
    • pimienta

Lo primero que tenemos que hacer es lavar y limpiar bien de impurezas los mejillones. Mientras tanto, ponemos una olla al fuego y añadimos un vaso de agua, un vaso de vino y un poco de perejil.

Colocamos ahí los mejillones ya limpios, colocamos la tapa y dejamos que hiervan durante 5 minutos a fuego fuerte. Cuando estén abiertos, los sacamos de la olla y los dejamos enfriar.

Cuando ya estén templados, sacamos el mejillón de la concha y lo picamos. Las conchas las reservamos para después. El mejillón en sí os recomiendo que lo piquéis mucho (podéis hacerlo en la picadora).

En la picadora, introducimos la cebolla, el ajo y el pimiento para que queden muy picaditos. Retiramos y sofreimos en una sartén con un poco de aceite.

Cuando esté casi listo, añadimos aquí los mejillones picados y removemos durante 2 minutos.

En otra sartén hacemos la bechamel. Ponemos un poquito de aceite a fuego medio y sofreimos aquí la harina hasta que se dore. Poco a poco, y sin dejar de remover, vamos añadiendo la leche.

Salpimentamos y la cocinamos 10 minutos a fuego suave, removiéndola de vez en cuando con una cuchara de madera. Si no le tenéis pillado el truco aún a esta salsa, podéis ver la receta completa para hacer bechamel en dos minutos en este otro post.

Cuando la bechamel esté lista, añadimos aquí la mezcla de las verduras y los mejillones. Cocinamos durante 10 minutos más para que todo se mezcle bien.

A continuación, rellenamos los mejillones con la mezcla, batimos un huevo y los pasamos por harina, huevo y pan rallado, en ese orden. En una sartén calentamos aceite y freímos ahí nuestros mejillones tigre hasta que estén dorados. ¡Riquísimos!

Receta especial de ensaladilla

La ensaladilla rusa es un plato muy típico en España que se elabora a base de patata, huevo y algunas verduras. Es un entrante maravilloso y también nos puede servir como una comida completa, ya que llena bastante.

Aunque en la receta de hoy nos basaremos en la receta original, le vamos a añadir un elemento nuevo y que le dará un toque diferente a nuestra ensaladilla: el aceite de maicitos. Veréis como después de probarla de esta forma no volveréis a hacerla con la receta normal.

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 o 3 patatas (depende del tamaño)
  • 2 zanahorias
  • 4 huevos
  • 1 puñadito de guisantes
  • 2 latas de atún (200 g aprox.)
  • 1 lata de aceitunas
  • 1 bolsa de maicitos (kikos)
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Para la mayonesa:
    • 1 huevo
    • Aceite de oliva suave o girasol
    • Medio limón
    • Sal

Para empezar a preparar nuestra ensaladilla, lo primero que tenemos que hacer es preparar el aceite de maicitos.

Para esto, aún con los maicitos en la bolsa, les damos un par de golpes con el mango de un cuchillo, para que se hagan trozos.

No importa si queda alguno entero, le dará un toque crujiente a la ensaladilla. En un frasco de cristal, ponemos menos de la mitad de los maicitos y llenamos el recipiente con aceite de oliva virgen extra.

Si no queremos que quede muy fuerte, podemos mezclar dos tercios del aceite de oliva virgen extra y, el otro tercio, suave. Dejamos que el maíz y el aceite se mezclen bien; mejor si lo hacemos de un día para otro.

A continuación  nos ponemos a preparar nuestra ensaladilla. Pelamos y cocemos las patatas enteras aproximadamente durante 15 minutos.

Ponemos agua en una olla con las patatas y las ponemos a fuego alto. Cuando rompa a hervir, destapamos la olla y dejamos que cuezan.

Cuando pasen los diez minutos, escurrimos el agua de las patatas y reservamos. Debemos dejar que las patatas enfríen antes de cortarlas.

En otra olla (este paso podemos hacerlo mientras se cuecen las patatas) ponemos a cocer las zanahorias siguiendo el mismo proceso que con las patatas.

Cuando lleven 20 minutos cociendo, añadimos los huevos y dejamos que todo cueza durante 10 minutos más.

Cuando todo esté frío, picamos los huevos, las patatas y la zanahoria en cuadraditos y lo ponemos todo el un bol o en una fuente.

Añadimos aquí los guisantes en lata, las aceitunas cortadas a la mitad y el atún escurrido. Cuando todo esté mezclado nos ponemos a preparar la mayonesa.

Si no sabéis como hacerla, en este post os enseñamos cómo hacer mayonesa en cinco minutos. En este caso, yo utilizaría aceite de girasol para hacerla; sino, el sabor del aceite de oliva puede resultar muy fuerte.

Finalmente, echamos la mayonesa en el bol y lo mezclamos todo. Por último, emplatamos y, en este momento, añadimos un chorrito del aceite de maicitos y unos cuantos granos, para que le den un toque crujiente.