alubias-blancas-a-la-bilbaína

Alubias blancas a la bilbaína

Las judías blancas son una opción básica para comer verduras. Tienen un sabor más suave que las judías verdes, pero aún así muchos las prefieren (yo, por ejemplo). Hoy aprenderemos a preparar unas ricas alubias blancas al estilo bilbaíno que os dejarán con la boca abierta.

Antes de empezar la receta debéis tener en cuenta  que necesitáis dejar las judías unas 12 horas a remojo antes de prepararlas. ¡Empezamos!

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 kg de alubias blancas
  • 2 ajos
  • 100 g de jamón
  • 2 patatas
  • 1 cebolla
  • 3 pimientos morrones
  • 1 guindilla
  • Sal
  • Aceite de oliva

Empezaremos poniendo las alubias a remojo, 12 horas antes de empezar a preparar la receta. Cuando estemos ya en la cocina dispuestos a prepararlas, las escurrimos y las ponemos a cocer en agua fría con sal, a fuego lento.

Cuando el agua de las alubias empiece a hervir, le cortaremos el hervor con un buen chorro de agua fría. Repetiremos esta operación 3 veces a lo largo de la cocción, cada vez que el agua hierva. Más o menos, las alubias tardarán una hora, hora y cuarto en cocerse.

En una olla aparte colocamos las patatas, peladas y cortadas en trozos medianos junto con una pizca de sal y las cubrimos con abundante agua. 8 minutos después de que el agua rompa a hervir, escurrimos las patatas y las añadimos a la olla de las alubias. Mantenemos el fuego bajo y, mientras tanto, preparamos el sofrito.

En una sartén con el fondo cubierto de aceite de oliva, sofreímos la cebolla en trozos pequeños, junto con los 2 dientes de ajo pelados y cortados en láminas y un poco de sal. Dejamos que esto se dore a fuego lento. Añadimos entonces los pimientos morrrones muy picados y la guindilla cortada a la mitad.

Si queréis que el guiso no pique, no le echéis la guindilla y si queréis que pique menos, os aconsejo que le quitéis las semillas. Removemos el sofrito durante unos 5 minutos a fuego lento y añadimos el jamón troceado.

Por último, retiramos un poco del agua de la cocción de las alubias; quitaremos más o menos depediendo de si las alubias nos gustan más secas o más caldosas. Incorporamos el sofrito a la cazuela de las alubias y ligamos todo el guiso.

Debemos tener cuidado al removerlo, ya que las alubias son muy delicadas, por lo que os recomiendo que mováis la olla en lugar de utilizar una cuchara de palo para dar vueltas al guiso. ¡Y a comer!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *